Muere un joven de 31 años tras ser apuñalado durante una reyerta en plena calle

Muere un niño de 3 años y sus dos hermanos heridos en el incendio de su vivienda, ambulancia
photo_camera Muere un joven de 31 años tras ser apuñalado durante una reyerta en plena calle

El joven de 31 años apuñalado durante una reyerta ocurrida a primera hora del pasado día 2 en Santiago de Compostela ha fallecido este miércoles, en la misma jornada en la que la jueza de guardia ha enviado a prisión a uno de los detenidos por este suceso.

El hombre permanecía ingresado en la UCI del Hospital Clinico de Santiago en estado muy grave a consecuencia de las puñaladas recibidas en el transcurso de la pelea, en la que también resultó herido uno de los agresores.

Los hechos sucedieron a primera hora de la mañana del día 2 de enero en Santiago de Compostela, a la altura del número 15 de la calle Santiago de Chile, cuando se inició una pelea entre varias personas.

Según pudo determinar la investigación, dos jóvenes se encararon en la vía pública con otros dos y emprendieron una pelea a navajazos que se saldó con un herido muy grave, un hombre de 31 años que, finalmente, no ha podido superar las lesiones y ha fallecido.

El joven fue evacuado en ambulancia por el 061 hasta el Hospital Clínico de Santiago, donde ha permanecido ingresado en UCI hasta este miércoles.

Además, en la pelea también resultó herido uno de los agresores, que fue trasladado al hospital por los agentes que acudieron a su vivienda a detenerlo. Un segundo joven también fue detenido por esta reyerta y ha permanecido en los calabozos de la Policía Nacional en Santiago.

INGRESO EN PRISIÓN

Precisamente, este miércoles ha pasado a disposición judicial uno de los detenidos por este caso, que ha sido enviado a prisión por la magistrada del juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, en funciones de guardia.

En concreto, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el hombre ha sido remitido a prisión comunicada y sin fianza por un delito de tentativa de homicidio/asesinato, aunque el fallecimiento de la víctima obligará a cambiar esta calificación a homicidio/asesinato.

En cuanto al otro arrestado, todavía permanece ingresado en el hospital, por lo que ha quedado en situación de 'libertad policial' hasta que su situación clínica permita al juzgado tomarle declaración y resolver su situación procesal.

Comentarios