viernes 10.04.2020

La situación actual del restaurante 'La Madrina' tras el paso de Alberto Chicote

"Nos dio cuatro puntadas muy buenas”
La situación actual del restaurante 'La Madrina' tras el paso de Alberto Chicote
La situación actual del restaurante 'La Madrina' tras el paso de Alberto Chicote

Según recoge el HuffPost, LaSexta ha emitido este jueves un nuevo programa de Pesadilla en la cocina. El chef Alberto Chicote, junto a todo su equipo, se ha desplazado esta vez al barrio madrileño de Villaverde, donde se encuentra el restaurante ecuatoriano La Madrina.

El paso del cocinero fue de utilidad para el establecimiento, gestionado por Mónica Zambrano y sus hijos. Gonzalo Rodríguez ha confesado a El HuffPostdos años después de la grabación del programa que no se arrepienten de haber recibido a Chicote.

Rodríguez elogia al chef y afirma que más que ayudarles en la cocina, les enseñó a llevar mejor un restaurante: “Si aceptamos grabar fue para que nos ayudara a sacar platos, organizar bien el menú y a coordinarnos. Las clases de economía me vinieron muy bien porque me explicó secretos suyos”. 

“Es una persona que aprecio bastante, un profesional y se ve que sabe mucho. Nos dio cuatro puntadas en ese aspecto muy buenas”, añade Rodríguez, que a sus 37 años lleva en España desde 1999. 

Cuenta que debido a la fama que tiene entre la comunidad latina y los vecinos de la zona, La Madrina no vio incrementada la afluencia de gente en exceso, aunque sí que hubo alboroto en el barrio. Ahora y tras la emisión del programa, espera que vuelva a haber un repunte. Rodríguez alega que salir en la televisión junto a su popularidad por sus 13 años como militar pueda ser una buena combinación.

A pesar de elogiar al cocinero, los responsables de local no lo pasaron del todo bien durante la grabación: “Fue dura. Las entradas que nos hicieron con clientes eran de personas seleccionados que sabían lo que tenían que pedir cada uno para sorprendernos y para que nos llegara el momento de agobio. En 30 minutos se llenó un local de 60 personas trabajando nueve personas. Es difícil que salga bien, pero era dar juego”. 

Rodríguez, que se encontraba en una misión militar cuando su madre decidió aceptar la grabación, asegura que el programa había estado preguntando en varios locales del barrio y que aceptaron por una reforma que no acabó de contentar a los dueños: “A mi madre eso (la reforma) le incitó, pero nunca fue reforma, fue escaparate. Pintó cosas por encima, pero no cambió nada como tal”. 

Actualmente el local sigue abierto “con los mismos precios, carta y cantidad de comida que antes de Chicote”, aunque Rodríguez sigue empeñado en hacer una firma bajo el nombre de La Madrina. En Parla abrieron otro restaurante con el mismo nombre, pero lo acabaron vendiendo a los ocho meses, y en Madrid una peluquería y salón de belleza.

Además, han participado en un concurso mundial de encebollado que celebraba la embajada ecuatoriana y se han apuntado a diferentes actos sociales de integración de los inmigrantes. 

La Madrina es el cuarto restaurante de los últimos seis que ha visitado Chicote que sigue abierto. 

Más información en vídeos 
Comentarios