A la luz el oscuro pasado de Esther Doña, y ella empieza a interponer demandas

La viuda del marqués de Griñón tiene un dudoso pasado lleno de mentiras
Esther Doña ya tiene repuesto para el juez Pedraz: se recupera en tiempo récord
photo_camera A la luz el oscuro pasado de Esther Doña, y ella empieza a interponer demandas

Según informa ABC, Esther Doña consiguió su título de marquesa al casarse con Carlos Falcó, el marqués de Griñón. Ahora su reputación está en entredicho tras las duras declaraciones de Marina Castaño: «Es bipolar. Mezcla antidepresivos con gin tonic» y de Carmen Lomana que asegura: «Miente por psicopatía. Esta mujer no tiene límites». afirmaban ambas recientemente abriendo la caja de Pandora.

Pero no es la primera vez que salen informaciones negativas de Esther Doña, su pasado no está exento de polémicas. Cuando comenzó a salir con el marqués ya empezó mintiendo con su edad. Ella afirmó que tenía 41 años, aunque la periodista Beatriz Cortázar destapó que tenía dos años menos.

Desde el principio, los hijos mayores del marqués de Griñón nunca vieron con buenos ojos la relación, y no por la diferencia de edad, había muchas informaciones que no les convencían nada y no era la mujer que deseaban para su padre . Solo los hijos menores Aldara y Duarte, aprobaron ese matrimonio.

Esther Doña, antes del marqués, estuvo casada dos veces. La primera vez, contrajo matrimonio con un empresario español 25 años mayor que ella. La segunda vez se casó en Reino Unido con otro empresario español que le sacaba 18 años, con el que residió una temporada en Londres. Su tercer y último matrimonio fue con Carlos Falcó, empresario también, que le sacaba 41 años de diferencia.

Con el juez Santiago Pedraz estuvo a punto de casarse pero él finalmente canceló la boda tras una fuerte discusión. Según Carmen Lomana, «El juez salió corriendo porque ya se veía como el pobre Carlos Falcó», comentaba haciendo alusión a sus ataques de ira, que llevaron al marqués a pasar una noche en el calabozo. «Bueno, es que ahora muchas mujeres dicen lo de los malos tratos, pero en este caso lo que te puedo decir es que Esther tiene unos brotes que se pone como una fiera, se insulta, se autolesiona y dice mira lo que me hace Carlos Falcó...» afirmaba Lomana.

Otros nombres de famosos se vieron vinculados con Esther Doña. El empresario andaluz José María González Caldas, Luis Miguel Rodríguez (el Chatarrero) que reconoció haber disfrutado de varias fiestas con la marquesa o Máximo Valverde que declaró «Sí, fuimos novios y estuvimos viviendo juntos en Madrid cerca de un año». «Era una chica muy divertida, muy guapa, con unos ojos azules muy bonitos y con ganas de triunfar».

Con sus exmaridos montó dos sociedades una de estética y otra de una inmobiliaria, ambas situadas en Madrid. Con los años Esther tuvo problemas jurídicos graves con dichas empresas. Se vio obligada a ir a declarar a los juzgados de Majadahonda por un presunto delito de estafa para recuperar su patrimonio, dos pisos que habrían estado embargados por los impagos de la viuda del marqués.

ANUNCIA DEMANDAS

Además, según recoge CHIC, durante la mañana del viernes, Esther Doña se reunirá con su equipo de abogados para evaluar las palabras de Castaño, que en su momento ya tuvo problemas con los herederos de Camilo José Cela (de hecho, la viuda fue condenada a devolver al hijo de Cela 5,2 millones en el año 2014).

No solo eso: Doña también estudiará si incluir en su posible demanda por difamación a Carmen Lomana, que en el mismo programa Espejo Público aseguró sobre ella: "Qué mal miente, cómo miente, ya es por psicopatía".

Comentarios