jueves 04.06.2020

“Demoledor”. Y es de la periodista toledana Sara Carbonero. Última hora “terrible”

La periodista, quién vive el confinamiento en Oporto con su familia, destapa una gran crisis
“Demoledor”. Y es de la periodista toledana Sara Carbonero. Última hora “terrible”
“Demoledor”. Y es de la periodista toledana Sara Carbonero. Última hora “terrible”

Según recoge Diario Gol, Sara Carbonero se encuentra confinada en su casa de Oporto, ciudad que le aporta paz y en la que ha encontrado la felicidad, junto a su pareja, Iker Casillas, y sus dos hijos, Lucas y Martín. El coronavirus ha frenado los planes de futuros de la pareja. Ambos podrían haber regresado a Madrid para estas fechas, sin embargo ahora esa vuelta está en el limbo. Por su parte, la periodista es muy querida en Mediaset. La presentadora tiene la puerta abierta para volver siempre que quiera a la que ha sido su casa desde hace muchos años.

En Mediaset, Sara Carbonero cuenta con un gran amiga y casi hermana, Isabel Jiménez, también presentadora de Informativos. El hijo de Jiménez es ahijado de Carbonero. A principios de 2015 ambas amigas pusieron en marcha un proyecto en común con mucha ilusión: Slow Love, una plataforma multimarca con contenido lifestyle que se especializó en moda adulta.

En este proyecto estuvieron trabajando durante varios meses hasta que vio la luz. Con este proyecto habían conseguido plasmar sus ideas. "Es una forma de ver la vida con calma, delicadeza y mimo. Lejos del caos y la inmediatez", explican desde la propia web de la firma.

En los últimos años la empresa se ha ido a pique. Está en números rojos. Unas cifras que van en aumento. El resultado del ejercicio de 2018 evidencia esta situación. Es decir, lo que queda tras restar los gastos a los ingresos de ese año recién cerrado y cuyo informe se ha presentado hace apenas unos días. Dichos datos constituyen uno de los indicativos principales para saber cómo le ha ido a una empresa en un año determinado. 

Slow Love terminó 2018 con unas pérdidas que ascienden a más de 80.000 euros, y que confirmaban la tendencia negativa que había comenzado a inundar la sociedad de Carbonero y Jiménez en 2017 (cuando las pérdidas rozaron los 30.000 euros). 

En el último año se vendió muy poco y por tanto los ingresos eran menores. Las ventas de esta empresa han descendido casi 100.000 euros en solo un año, lo que deja un total de 494.000 euros, tal y como aparece en el último informe. Con estas perdidas no pueden afrontar los gastos. 

"Otra de las partidas de Slow Love que ha terminado en números rojos es el patrimonio, una cantidad que se obtiene tras restar a las propiedades las deudas de la sociedad. En 2018, este resultado arrojó unas cifra negativa de 90.000 euros, lo que indica que el año pasado la empresa terminó debiendo más de lo que tiene", tal y como informa el portal Jaleos, que ha tenido acceso a estos datos. 

Tendrían por pagar un crédito que supera los 100.000 euros y unas deudas de 150.000 euros. 

Más información en vídeos 
Comentarios