domingo 12.07.2020

Perera: "Quieren acabar con nosotros a base de asfixiarnos y de arruinarnos"

El torero muestra su preocupación por la situación actual de la tauromaquia y su enfado por cómo está siendo tratada por parte del Gobierno
Perera: "Quieren acabar con nosotros a base de asfixiarnos y de arruinarnos"
Perera: "Quieren acabar con nosotros a base de asfixiarnos y de arruinarnos"

Si hay un torero que ha sacado provecho del confinamiento ha sido Miguel Ángel Perera (Puebla del Prior, Badajoz, 1983), que ha triunfado a lo grande en las redes con una exitosa iniciativa que, sin embargo, no alivia su preocupación por la situación actual de la tauromaquia, ni su enfado por cómo está siendo tratada por parte del Gobierno.

Pregunta (P): Lo primero, preguntarle cómo se encuentra y cómo está pasando estos días tan difíciles.

Respuesta (R): Gracias a Dios, en casa estamos todos bien, aunque personalmente me he llevado un palo muy grande con la muerte de Borja Domecq, un amigo de los de verdad y un señor ganadero.

Luego, los que vivimos en el campo y tenemos ganado hemos de estar al pie del cañón todos los días, pues los animales no entienden de crisis ni de coronavirus. Es como vivir en una burbuja dentro del mundo real, aunque luego, de puertas para afuera, la realidad es bien distinta.

P: Y pensar que ahora mismo estaríamos en pleno San Isidro.

R: Tal día como hoy hace un año estaba paseando por los alrededores del hotel en el que me suelo cambiar cuando toreo en Madrid. Ahora estaríamos metidos de lleno en la actividad, preparando todas esas ferias que, por desgracia, se han esfumado.

P: Qué duro, ¿no?

R: Es durísimo, pero todavía más ver como el Gobierno nos está negando literalmente cualquier ayuda. Eso y tener que padecer declaraciones como las del vicepresidente segundo, al que le incomoda que se defienda la tauromaquia como actividad cultural. Es repugnante.

Se olvida que somos el segundo espectáculo de masas de este país, el que más reporta en concepto de IVA a las arcas del Estado. También se olvida de la cantidad de familias que viven de manera de este sector y que llevan desde octubre del año pasado sin ingresos.

Nosotros no queremos más que nadie, aunque podríamos hacerlo por lo que generamos. Simplemente, queremos que se nos trate igual que al resto de artistas culturales y que, por supuesto, no nos tomen por tontos.

P: ¿Piensa que esta puede ser una manera de tratar de acabar con los toros de manera encubierta?

R: Al no poder prohibir, porque constitucionalmente la fiesta está blindada, lo que pretenden ahora es acabar con nosotros a base de asfixiarnos, de arruinarnos de forma descarada.

Ellos, que van de progres y que cantan a los cuatro vientos que gobiernan para todos. ¡Mentira! Gobiernan solo para los que les interesa, anteponiendo sus gustos personales a las necesidades de millones de personas.

Me duele muchísimo esta situación, pero también me indigna, por ejemplo, que una vicepresidenta primera como Carmen Calvo, que siempre ha presumido de ser gran aficionada, esté cruzada de brazos; o presidentes como el de mi tierra, Guillermo Fernández Vara, que también es aficionado de toda la vida y tampoco ha dicho ni mu.

P: Los que sí habéis dado el do de pecho sois, precisamente, vosotros, al volver a mostrar el lado más solidario que siempre os ha caracterizado.

R: Una vez más hemos vuelto a demostrar lo que somos y más ahora, con la situación tan crítica que estamos pasando como colectivo: se ha pensando antes en ayudar a los demás que en encontrar una solución para nosotros mismos. Eso es el toreo.

P: Se dice que ahora toca reinventarse y que una de las propuestas que más peso han cogido ha sido la de retransmitir corridas a puerta cerrada. ¿Qué opina?

R: No lo vería mal, siempre y cuando se enfoque como una solución a esta situación excepcional y no como el futuro del toreo. Pero, si de alguna manera con esto podemos aliviar un poco la situación, hacer que la sociedad no se desconecte y evitar pasar un año blanco, pues adelante con la iniciativa".

P: Si hablamos de iniciativas, sin duda, hay que felicitarte por el éxito que ha tenido la que ha llevado a cabo en las redes sociales para acercar el mundo del campo a los aficionados.

R: Lo que empezó siendo un juego para ayudar a hacer algo más llevadero el confinamiento, al final se ha convertido en algo viral que ni yo mismo, tan reacio que era con esto de las redes, podía llegar a imaginar.

P: Háblenos un poco más de ese #QuédateconPerera.

R: Han sido 50 vídeos en los que, de una manera espontánea, me he grabado para enseñar el día a día en una explotación agrícola-ganadera, mostrando actividades de todo tipo: de cómo curar un toro a cómo se apartan las reses, a enseñar labores de saneamiento, otras muchas faenas de campo e, incluso, hemos visto nacer un becerro en directo.

Con el paso de los días fui viendo la respuesta de la gente y me sorprendí gratamente del cariño, de la cantidad de seguidores que íbamos teniendo hasta llegar a casi 25 millones de reproducciones. Es algo impresionante y que me ha alimentado muchísimo.

P: ¿Podría decirse que ahora es cuando has descubierto el potencial que tienen las redes para llegar a la sociedad?

R: Totalmente. Llegar a 25 millones de reproducciones con algo que no hemos publicitado ni hemos movido y que hemos hecho de forma casera es algo que me ha hecho pensar. Me he dado cuenta de lo descuidados que hemos sido pensando que con el triunfo en la plaza era suficiente y no hemos sido conscientes de las herramientas que teníamos en la mano para movernos.

P: ¿Veremos a partir de ahora a un Perera más activo en redes?

R: Ahora que las perspectivas de poder torear este año son muy pocas, algo seguiremos haciendo, pero sin olvidar la preparación y los entrenamientos. Lo uno no debe quitarle tiempo a lo otro.

Más información en vídeos 
Comentarios