viernes 15.11.2019

Puerta Grande para el joven Juan Leal en la última de feria en Ciudad Real

El festejo que cerraba feria en Ciudad Real tuvo un inicio accidentado, con el picador siendo derribado y Jorge Fuentes por la arena tras trastabillarse al colocar el primer par
El diestro Juan Leal en el cuarto festejo de la Feria de Ciudad Real, compartiendo cartel con Fernando Tendero y Joaquín Galdós, con toros de Las Monjas - EFE/Mariano Cieza
El diestro Juan Leal en el cuarto festejo de la Feria de Ciudad Real, compartiendo cartel con Fernando Tendero y Joaquín Galdós, con toros de Las Monjas - EFE/Mariano Cieza

El joven francés Juan Leal abrió este lunes la última Puerta Grande de la feria de la Virgen del Prado de Ciudad Real tras cortar las dos orejas de su primer toro en una arde en la que tanto el local Fernando Tendero como el peruano Joaquín Galdós se fueron de vacío.

El festejo que cerraba feria en Ciudad Real tuvo un inicio accidentado, con el picador siendo derribado y Jorge Fuentes por la arena tras trastabillarse al colocar el primer par. Y todo frente a un toro que, desde el inicio, apuntó que la entrega en las telas no iba a ser su punto fuerte.

Sin embargo se movió, con aire soso y saliendo desentendido, pero se movió. Tendero basó su faena en el pitón derecho, destacando el muy torero inicio doblándose con en el Las Monjas. Cuando el torero ciudadrealeño "convenció" a su antagonista para seguir el trazo del muletazo hasta el final la gente lo apreció, pero tal cosa ocurrió demasiado ocasionalmente. Anduvo desacertado con los aceros.

Apretó Tendero en su segundo, iniciando faena de rodillas, aunque en el tercio. El de Las Monjas ofreció viajes sin emoción ni repetición, a excepción de una tanda de derechazos en la que Tendero acertó a dejársela en la cara y tirar de él. El otro momento álgido llegó en una serie de naturales al ralentí, pero poco más pudo sacar el de Villarta de San Juan de un pozo con escasos fondos de casta.

Juan Leal es un torero con sello contrastado de valiente, y esa seña de identidad quedó meridianamente clara ya en el quite que realizó al primer toro de Fernando Tendero, y en el vibrante comienzo con las rodillas clavadas en el centro del ruedo.

Allí pasó en redondo al de Las Monjas, que despertó en el tercio de banderillas. Fueron básicamente derechazos, muy ligados y poderosos, además de emocionantes por la acometividad del astado y la quietud del torero.

Sin embargo el toro se vino algo abajo por la abundancia de muletazos que compusieron cada serie. También dilató en exceso la faena. Con dos -o tres- tandas menos la sensación habría sido más rotunda todavía, aún siéndolo, como quedó demostrado al pasear las dos orejas tras tirase a matar tan de verdad como había toreado

Se puso pesado Juan Leal frente al deslucido ejemplar -por descastado y parado- que salió en quinto lugar. El de Las Monjas apenas se movió, y cuando lo hizo fue de manera defensiva. El francés se puso para que le cogieran sin gloria, sin que tal finalmente ocurriera.

Joaquín Galdós salió visiblemente arreado por el triunfo de Leal en el segundo, y se juntó el arrebato del torero y la brusquedad del de Las Monjas al embestir. El torero se fue apaciguando poco a poco y el toro mantuvo su falta de clase hasta el final, rebrincado y punteando los engaños, sin lograr lucimiento suficiente para abrir su casillero de trofeos.

El peruano le pegó algunos lances reseñables al que cerró plaza, un toro que se defendió al arremeter y que rehusó repetir. Galdós se encajó, apretó las nalgas y tiró de su oponente con encaje y mérito, con más garra al natural y más templado con la mano derecha. Quedó por encima del nivel, matando sin acierto.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de Las Monjas. Bien presentados. Soso y noble el primero. Encastado el segundo. Sin entrega el tercero. Descastados cuarto, quinto y en menor medida sexto.

Fernando Tendero, silencio tras aviso y ovación con saludos tras aviso.

Juan Leal, que sustituía a David Galván, dos orejas y vuelta al ruedo.

Joaquín Galdós, ovación y palmas.

En cuadrillas, Óscar Castellanos saludó tras banderillear al cuarto.

La plaza registró un tercio de entrada en los tendidos.

Más información en vídeos 
Comentarios