Vecinos de Río Yedra exigen a Gicaman que actúe "ya" para tener viviendas dignas

En la concentración, convocada por la Plataforma por el Derecho a una Vivienda Digna en Toledo, se han dado cita unos cuantos inquilinos de las 148 viviendas
Vecinos de Río Yedra exigen a Gicaman que actúe "ya" para tener viviendas dignas
photo_camera Vecinos de Río Yedra exigen a Gicaman que actúe "ya" para tener viviendas dignas

Vecinos de la comunidad de la calle Río Yedra, 8, en el barrio de 'Santa María de Benquerencia', de Toledo, se han concentrado a las puertas de la empresa pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (Gicaman), ubicada en el propio barrio, para exigir una solución "ya" para tener viviendas dignas y "vivir como personas normales".

En la concentración, convocada por la Plataforma por el Derecho a una Vivienda Digna en Toledo, se han dado cita unos cuantos inquilinos de las 148 viviendas, quienes han exhibido diversas pancartas -'Estamos abandonados. Seguridad. Basta ya' o 'Por una viviendas dignas para gente con pocos recursos'- y han coreado 'Gicaman, reunión ya', 'Gicaman, no mientas más', 'No somos delincuentes, somos personas' o 'La Junta, responsable'.

En atención a los medios de comunicación, una vocal de la comunidad vecinal, María del Carmen Arnáiz, ha asegurado que "no podemos vivir" en las actuales condiciones, y ha relatado como "las puertas de entrada están abiertas de par en par las 24 horas", de garajes y trasteros, "todas rotas", no tienen luz y su seguridad está en entredicho porque los casos de delincuencia se repiten cada día.

"Entramos a vivir hace diez años y eran pisos en condiciones, pero desde 2016 es una esclavitud para todos", ha expuesto Arnáiz, quien ha lamentado como la ocupación de garajes, la prostitución o la droga son una realidad y, ante sus reiteradas denuncias, "Gicaman no nos hace ni caso" cuando, ha precisado, "tiene que tener un armario lleno de todos los escritos y correos que la hemos mandado".

Ha pedido a la Junta que "nos haga caso porque queremos vivir dignamente" y, sin embargo, "se lo estamos poniendo a huevo a los ladrones. Todos los días tenemos algún problema y la policía lo sabe", ha lamentado la vocal, quien ha rechazado la denuncia de Gicaman de que no se paga el alquiler.

"Lo más urgente" por resolver, ha razonado, es arreglar las puertas y tapiar las entradas, solucionar la falta de luz porque "cualquiera que entre por la noche se encuentra a una veintena de magrebies en el patio y da miedo, porque no se sabe como van a actuar o lo que te vas a encontrar", amén de emplear linternas.

La vocal, que ha dejado de lado la ocupación -"para eso están los dueños y la justicia que, aunque es lenta, actuará contra ella"-, ha ampliado, en sus peticiones más urgentes, "tapiar los barrotes del bloque 1 al 5, que es un coladero para la droga" o fumigar las viviendas, pues "hay casas con ratas, cucarachas".

Tras recordar que "tenemos un instituto al lado", Arnáiz ha reiterado la petición de reunión "para encontrar una solución", ha insistido, porque "somos gente digna, personas normales y corrientes, y por cuatro vándalos, sinvergüenzas, no nos tienen que tratar a todos igual", ha zanjado.

Olga Ávalos, concejal de IU-Podemos en el ayuntamiento y responsable del Área de Vivienda de IU CLM, ha opinado que, en un tema que "se le ha ido de las manos" a la Administración regional, "hay que distinguir entre ocupas y delincuentes".

"Hay delincuencia, drogadicción, con narcosalas en los sótanos, pero no son la mayoría y no se puede generalizar", ha replicado, al razonar que "hay quien no puede pagar el alquiler, pero no hace ningún daño a la sociedad, e intenta pagar lo que puede, pero no todo por la crisis".

Ávalos, aquí, ha rechazado de plazo que se trate de viviendas sociales -el pago de alquiler lo ha cifrado en 400, 500 o 600 euros-, que "no es social" y se ha remitido a la Junta para que "solucione" el problema y se elimine, con ello, la calificación de "gueto" que persigue a la comunidad vecinal. 

Comentarios