sábado 20.07.2019

Los vecinos alarmados por la falta de coordinación sobre el amianto de Toledo

El delegado del Gobierno en CLM y el presidente de la CHT durante la reunión que han mantenido con los vecinos del barrio de Santa María de Benquerencia de Toledo
El delegado del Gobierno en CLM y el presidente de la CHT durante la reunión que han mantenido con los vecinos del barrio de Santa María de Benquerencia de Toledo

Los vecinos del barrio de Santa María de Benquerencia han mostrado este lunes su preocupación por la falta de coordinación entre administraciones para resolver el problema de los residuos de amianto, ya que la Confederación del Tajo no ha recibido el proyecto de la Junta para actuar en el arroyo Ramabujas.

Tras mantener una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Juan Carlos de Cea, representantes de la Asociación de Vecinos el Tajo como de la plataforma "Mi barrio sin amianto" han expresado su preocupación por esta aparente falta de coordinación ya que la Confederación no ha recibido el proyecto que ha elaborado la Viceconsejería de Medio Ambiente.

El portavoz de cuestiones de medio ambiente de la asociación, Victoriano Villén, ha afirmado que les preocupa "la descoordinación" porque la Viceconsejería decía que ya había proyectos para eliminar el riesgo mediante tapado en el cauce del arroyo y la CHT les ha comunicado hoy que todavía no tiene ningún documento que haga referencia ese proyecto.

A su vez, el portavoz de la plataforma, Rafael García, ha reclamado que haya coordinación entre Administraciones para resolver "el problema medioambiental más importante de la provincia de Toledo y probablemente de Castilla-La Mancha"

Según ha dicho García, es importante saber si la CHT va a permitir el Gobierno regional desarrollar su plan de trabajo.

Villén ha comentado que les gustaría que haya entendimiento entre Viceconsejería y Confederación, ha expresado su preocupación "total y absoluta" en relación al amianto, y ha denunciado "la dejación" que está habiendo por todas las administraciones implicadas.

En este sentido, ha explicado que la Viceconsejería ha procedido a la cubrición de dos zonas que suman entre un 20 y un 25 por ciento del total, por lo que queda por cubrir un 80 por ciento de lo que está analizado en el informe de la empresa pública Emgrisa, hay otros núcleos de residuos que no están incluidos.

Asimismo, ha precisado que a grandes rasgos el proyecto de la Viceconsejería plantea colocar tubos de cemento que cubrirían una parte del arroyo en la que no se puede actuar por la cantidad de amianto que hay.

Después se echaría encima tierra, malla geotéxtil y malla impermeabilizante y se vallaría la zona para impedir el paso de personas y animales, mientras que para que el agua pueda seguir discurriendo por el arroyo se utilizarían pasos inferiores similares a los que se utilizan en infraestructuras como autovías, ha añadido.

Por su parte, De Cea ha dicho que la CHT está abierta a la coordinación, pero ha asegurado que no se la ha invitado a las comisiones "y no sabemos la razón", por lo conocen el proyecto básicamente por la prensa, "no de primera mano como debería de ser lo correcto".

Con todo, el presidente de la CHT ha asegurado que habrá "una buena coordinación entre administraciones" y ha aseverado que "nosotros en ningún momento vamos a torpedear y a poner palos en la rueda sino que vamos a tratar de resolver entre todos este problema, que es un problema medioambiental muy serio, grave, que afecta la salud de las personas".

De Cea ha aclarado que, fuera del cauce, la CHT no tiene competencias para actuar y que lo único que puede hacer es autorizar las labores que se quieran llevar a cabo cerca del cauce.

En este contexto, ha señalado que la CHT ha procedido a retirar amianto de la parte del dominio público hidráulico y está haciendo un seguimiento exhaustivo y permanente de los restos que siguen aflorando porque estaban semienterrados y el agua los saca a la luz.

Al respecto, ha subrayado que las analíticas que está haciendo la CHT, tanto en las muestras de agua como de los sedimentos acumulados en el cauce del arroyo, no detectan ningún tipo de fibra de amianto.

También el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha ofrecido que la Delegación del Gobierno sea un vehículo de coordinación entre administraciones ante "un problema de primera dimensión, que afecta a muchísimos ciudadanos" y ha abogado por "trabajar todos juntos para minimizarlo lo máximo posible".

En este sentido, ha pedido que cuando se hagan reuniones la Confederación del Tajo sea invitada a participar para que pueda aportar soluciones. 

Más información en vídeos 
Comentarios