lunes 25/1/21

Cierre de bares y la gente marchando a casa a las once con el toque de queda decretado

Casi vacía se vio la capital toledana horas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara este domingo la declaración del estado de alarma para contener la pandemia
Cierre de bares y la gente marchando a casa a las once con el toque de queda decretado - EFE/Ismael Herrero
Cierre de bares y la gente marchando a casa a las once con el toque de queda decretado - EFE/Ismael Herrero

Encargados de bares y establecimientos echando los cierres mientras la mayor parte de la gente se dirigía a sus casas alrededor de las once menos cuarto de la noche fue la tónica general en Toledo en la primera noche de toque de queda, después de la declaración del estado de alarma para frenar los contagios de coronavirus.

Casi vacía se vio la capital toledana horas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara este domingo la declaración del estado de alarma para contener la pandemia, lo que se pretende conseguir mediante una restricción de la movilidad entre las once de la noche y las seis de la mañana, horario que cada comunidad podrá mover una hora antes o después de ambas franjas.

Después de una tarde en la que las zonas de terrazas, como en el barrio toledano de Santa Teresa, se vieron llenas, sobre todo de gente joven, según iba acercándose la hora del toque de queda se fueron vaciando al tiempo que los responsables de los bares avisaban de que iban a cerrar.

Salvo algún despistado que no se había enterado de las nuevas medidas, en general se cumplieron las normas y al filo de la medianoche la capital toledana se había quedado desierta y por sus calles solo se veía alguna persona que se dirigía a su domicilio y algunos taxis y autobuses; en general, un Toledo vacío.

En Castilla-La Mancha este lunes se ha reunido en la Consejería de Sanidad la Comisión de seguimiento de la pandemia en el territorio autonómico con el objetivo de realizar una primera valoración de la nueva situación tras la declaración del estado de alarma.

El presidente regional, Emiliano García-Page, participa en la Conferencia de Presidentes este lunes y, por su parte, el Gobierno regional se reunirá, en los próximos días, con la Delegación del Gobierno, la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha y los agentes económicos y sociales a fin de acordar la coordinación de la aplicación del estado de alarma.

Comentarios