jueves 22/10/20

El arzobispo de Toledo plantea un funeral en la Catedral por los fallecidos

donde se nombre expresamente a todos los fallecidos por el coronavirus y también se agradezca el "servicio impagable" de quienes "se han desvivido hasta el final por sacar adelante" a los mayores y a los más vulnerables
El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha anunciado al finalizar la Santa Misa de este domingo de Pascua en la catedral Primada que en el mes de septiembre se celebrará una jornada de Exaltación de la Santa Cruz
El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, en una imagen de archivo

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, ha indicado que muchas personas le han pedido que, cuando se pueda, se oficie en la Catedral un funeral donde se nombre expresamente a todos los fallecidos por el coronavirus y también se agradezca el "servicio impagable" de quienes "se han desvivido hasta el final por sacar adelante" a los mayores y a los más vulnerables.

En su escrito semanal, Cerro ha afirmado que, ante la pandemia del COVID-19, "tiene a toda la humanidad contra las cuerdas", "la gravedad del momento no solo es cifras de muertes, de contagios cada día y de muchos que han superado o están superando la enfermedad, sino el rostro concreto de tantas personas y familias cuyo dolor es inmenso e inconsolable" y ha considerado que los mayores son los más vulnerables,

Así, ha lamentado que "muchos de ellos han muerto en soledad, pero con la ayuda inmensa de un personal sanitario que nunca ha tirado la toalla ante situaciones que les desborda" y ha reconocido que el personal que trabaja en residencias de mayores "está dando lo mejor que tiene, arriesgando su vida ante la falta de medios que no llegaban" e incluso "algunos de ellos también se han contagiado".

Cerro ha afirmado que los mayores son la generación que más ha luchado por el estado de bienestar, por consolidar la convivencia democrática y "sin renunciar en ningún momento a tantos valores cristianos; adaptándose a las circunstancias y respetando a todos, con la sabiduría que da el haber pasado por muchos sufrimientos".

Por eso, ha lamentado que "muchos se han ido sin poder despedirlos", sin más que "un sencillo responso en el cementerio con tres personas y el sacerdote, respetando toda la normativa sanitaria, y nada más".

En este sentido, ha afirmado que muchas personas les han pedido que, "cuando se pueda", se oficie en la Catedral un funeral "por cada uno de nuestros diocesanos que nos han dejado, nombrándolos expresamente" y ha propuesto que en esta eucaristía se podrá "agradecer el servicio impagable a todos los que se han desvivido hasta el final por sacar adelante los mayores y a los más vulnerables".

Cerro también ha valorado la generosidad del personal sanitario, el "cuidado cariñoso en las residencias de mayores, la disponibilidad sin reservas del voluntariado cristiano y la paciencia de la inmensa mayoría, que se ha quedado en casa para frenar un gigante que nos desborda".

Más información en vídeos 
Comentarios