viernes 13.12.2019

UGT denuncia también despidos y bajas en Atento Toledo por la digitalización

En los últimos días Atento ha efectuado numerosos despidos alegando supuesta “baja productividad”, que en realidad pretende ocultar el reajuste de plantilla por la digitalización de los puestos de trabajo que Movistar lleva tiempo exigiendo
Imagen de archivo de una concentración de trabajadores de Atento Toledo
Imagen de archivo de una concentración de trabajadores de Atento Toledo

La Federación Provincial de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ha denunciado a la Inspección de Trabajo, junto con la mayoría de sindicatos con representación en Atento Toledo -entre ellos USO que lo hizo ayer- la oleada de despidos que está efectuando la empresa y la continua vulneración de derechos a la plantilla.

Según ha informado UGT en un comunicado, en los últimos días Atento ha efectuado numerosos despidos alegando supuesta “baja productividad”, que en realidad pretende ocultar el reajuste de plantilla por la digitalización de los puestos de trabajo que Movistar lleva tiempo exigiendo.

En opinión de UGT, Atento "pretende adelgazar progresivamente el servicio de atención al cliente de Movistar para ahorrar costes y convertirlo en un servicio exclusivo para los clientes Priority, que son los consumidores de los productos más caros de la compañía, lo que supone el despido de gran parte de los actuales 240 trabajadores dedicados a atender a todo tipo de clientes, que pasarían a ser atendidos por una unidad de respuesta de voz, con la pérdida de calidad del servicio que eso implica.

Para la Federación de Servicios de UGT Toledo, la situación de la plantilla "roza lo inhumano", ya que además de despidos están sufriendo denegaciones de incorporación al puesto de trabajo por excedencias para cuidado de menores o familiares dependientes; amenazas de despido, de sanciones y excesiva carga de trabajo, carga que a muchos les produce "un estrés insoportable" como demuestra el aumento de bajas laborales en los últimos meses.

A todo esto, se suma el plan de bajas voluntarias propuesto por la dirección de la empresa que consiste en que, en el plazo de una semana, aquellos trabajadores que lo deseen podrán presentar su baja voluntaria sin derecho a paro y por una compensación económica de 10.000 euros.

Este jueves mismo, la Unión Sindical Obrera (USO) informó de que también había denunciado ante la Inspección de Trabajo despidos "improcedentes" por baja productividad y un plan de bajas voluntarias sin derecho a prestación por desempleo, motivadas por la digitalización de puestos de trabajo, y destacó que esta causa ya cuenta con sentencias desfavorables para las empresas que lo han ejecutado. 

Más información en vídeos 
Comentarios