Declarado culpable el acusado de matar a un hombre con una katana en Miguel Esteban

Los integrantes del jurado han considerado, por mayoría, que el procesado es culpable de un delito de homicidio consumado, así como de un delito de lesiones, con la eximente incompleta de legítima defensa
Juicio con tribunal del jurado contra tres acusados, uno de ellos por homicidio con una katana en un bar de Miguel Esteban (Toledo) en 2020 y los otros por tentativa de homicidio y encubrimiento - EFE/Ismael Herrero
photo_camera Juicio con tribunal del jurado contra tres acusados, uno de ellos por homicidio con una katana en un bar de Miguel Esteban (Toledo) en 2020 y los otros por tentativa de homicidio y encubrimiento - EFE/Ismael Herrero

El jurado popular que ha juzgado en Toledo a un hombre acusado de matar a otro con una katana en octubre de 2020, en una pelea en un bar del municipio de Miguel Esteban, lo ha declarado culpable de homicidio.

Los integrantes del jurado han considerado, por mayoría, que el procesado es culpable de un delito de homicidio consumado, así como de un delito de lesiones, con la eximente incompleta de legítima defensa.

En la vista, que se ha desarrollado en la Audiencia Provincial de Toledo, se han juzgado los hechos ocurridos el 30 de octubre de 2020 en un bar de Miguel Esteban que regentaba la novia del acusado, al que acudieron otro hombre que era la expareja de la mujer y un amigo de este.

Dentro del local se inició una pelea en la que los dos visitantes atacaron al acusado, que se defendió del ataque dando mandobles con una katana, con la que alcanzó en el cuello al amigo de la expareja de su novia, que murió en el bar a consecuencia de la herida.

A su vez, el hombre que era expareja de la gerente del bar y padre de sus hijas, también ha sido declarado culpable por el jurado de un delito de lesiones con medio peligroso, sin que sus integrantes hayan apreciado la eximente de embriaguez.

Tras la lectura del veredicto, la fiscal ha ratificado la petición de que el procesado sea condenado a nueve años de prisión por el delito de homicidio consumado, mientras que la acusación particular que representa a los padres del fallecido ha pedido una condena de diez años de cárcel para el procesado, así como que indemnice a cada uno de sus progenitores con 200.000 euros.

Mientras tanto, las defensas de ambos acusados han solicitado penas rebajadas, en el caso del culpable del delito de homicidio y lesiones a menos de cuatro años de cárcel, y de dos años de prisión para el condenado por delito de lesiones. 

Comentarios