El comité de empresa de Pablosky en Fuensalida convocará huelga el lunes día 11

Si la empresa no retira el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondría dejar en la calle a 48 de sus empleados y empleadas, el 15% de la plantilla actual
El comité de empresa de Pablosky en Fuensalida (Toledo) convocará huelga indefinida el lunes día 11 si la empresa no retira el ERE
photo_camera El comité de empresa de Pablosky en Fuensalida (Toledo) convocará huelga indefinida el lunes día 11 si la empresa no retira el ERE

La huelga indefinida en la empresa de calzado Pablosky de Fuensalida está más cerca este mismo mes de diciembre después de que, según el sindicato CCOO, la propiedad "insista en sus intenciones" de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondría dejar en la calle a 48 de sus empleados y empleadas, el 15% de la plantilla actual.

Las conversaciones con la empresa en el período de consultas del ERE no han servido esta semana para arrancar a Pablosky la posibilidad de medidas alternativas a los despidos que contempla, según ha informado el sindicato en nota de prensa. Dicho período de consultas está abierto todo este mes y habrá una nueva reunión el lunes 11 de diciembre, pero por ahora, alegan, la empresa no contempla renunciar a la regulación de empleo y escuchar las propuestas de los representantes de la plantilla, que pasan por dejar atrás el ERE y trabajar en un plan de viabilidad para la actividad de la fábrica y compromisos del mantenimiento de los empleos.

Es ante esta negativa de la empresa a estudiar otras medidas que en la asamblea de este martes los trabajadores y trabajadoras han decidido convocar la huelga. El Comité de Empresa formalizará el lunes 11 dicha convocatoria, por lo que a finales de esa misma semana podrá realizarse el preceptivo acto de mediación previo. En caso de que la empresa insista en seguir adelante con el Expediente de Regulación de Empleo, la plantilla irá a la huelga indefinida.

La asamblea coincide en rechazar los planes de la empresa, que a la vez que anunciaba este ERE traslada parte de su actividad fuera de España, a Marruecos. Como ya se ha venido denunciando, es allí donde se realizan algunos de los trabajos del proceso de producción de su calzado, mientras quiere reducir personal en la fábrica toledana.

Los sindicatos reclaman un compromiso de la empresa con la fábrica de Fuensalida, tal y como han planteado en las consultas del ERE, y subrayan el grave impacto de la deslocalización que suponen para la comarca de Fuensalida los planes de la propiedad.

Comentarios