sábado 29/1/22

Toledo endurece las sanciones económicas por pintadas y excrementos caninos

La nueva ordenanza de limpieza, que se pretende entre en vigor en enero de 2014, presenta entre sus modificaciones más importantes el endurecimiento de las sanciones económicas por pintadas vandálicas y excrementos caninos

El concejal de Gestión de los Servicios del Ayuntamiento de Toledo, Gabriel González - Archivo
El concejal de Gestión de los Servicios del Ayuntamiento de Toledo, Gabriel González - Archivo

La nueva ordenanza de limpieza, que se pretende entre en vigor en enero de 2014, presenta entre sus modificaciones más importantes el endurecimiento de las sanciones económicas por pintadas vandálicas y excrementos caninos, además de la absoluta prohibición de la cartelería, pública y privada.

Así lo confirmó el concejal de Gestión de los Servicios del Ayuntamiento de Toledo, Gabriel González, que avanzó en rueda de prensa las novedades más importantes que se incluirán en la nueva ordenanza de Limpieza Viaria y de Gestión de Residuos Urbanos, en sustitución de la norma aprobada en 2009, que será aprobada en la reunión de la Junta de Gobierno Local.

González fue claro en la explicación sobre el aumento de las sanciones económicas: "o te tocan el bolsillo o la gente no se civiliza" después de que no fructificaran las campañas por servicios a la comunidad o de prevención y concienciación, resumió.

En la nueva normativa, que se ajusta así a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, de 22/2011, norma nacional de obligado cumplimiento que se aplica conforme a la legislación dictada por la Directiva Marco Europea de residuos, se clarifican por un lado diversos aspectos técnicos, de residuos municipales y excluidos del ámbito municipal, y por otro se agravan las penas sancionadoras.

En este caso, González explicó que las pintadas vandálicas pasan de pena grave a muy grave; las deposiciones de perros de leve a grave, y se prohíbe la cartelería en todo el municipio, tanto en espacios públicos como privados, manteniéndose la sanción leve.

Aclaró a preguntas de los periodistas que siguen en vigor las multas de la anterior ordenanza y que la sanción leve va de 150 a 600 euros, la grave de 600 a 1.500 euros, y la muy grave se penaliza entre 1.500 y 3.000 euros.

Con este nuevo proyecto se pretenden "resolver las deficiencias" advertidas en la pasada legislatura, razonó el edil, dando así "mayor claridad y seguridad jurídica tanto a los ciudadanos como a la autoridad competente".

González explicó que, una vez lo apruebe la Junta de Gobierno Local, comenzará la tramitación que confió este aprobada antes de terminar el año para que entre en vigor en enero de 2014.

De esta forma, el concejal entendió que se reducirán el número de infracciones, que en el periodo 2009-2012 han alcanzado los 289 expedientes sancionadores, por el aumento de las sanciones económicas, en el ánimo de una mayor "concienciación ciudadana".

Confirmó que "se reforzará el control y la vigilancia" para hacer cumplir las normas y que se seguirá persiguiendo el hacer las necesidades en la vía pública, penadas con 150 euros, que "la Policía Local sanciona mucho y muy bien, normalmente de madrugada, y la mayoría que se imponen a ciudadanos que no son de Toledo".

Comentarios