domingo 5/12/21

El pianista José Ramón García Pérez ha obtenido el segundo puesto del XI premio internacional de piano Frechilla-Zuloaga, dotado con 6.000 euros, y organizado por la Diputación de Valladolid.

El burgalés Carlos Goicoechea Cancho se ha proclamado ganador del máximo galardón del mismo concurso, con 12.000 euros.

El burgalés ha recibido además el premio al Mejor Pianista Español de la undécima edición, dotado con 3.000 euros, así como el galardón del público que, sin dotación económica, cada año otorgan los asistentes a la fase final, celebrada este año en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, han informado fuentes de la Diputación vallisoletana, organizadora del certamen.

El tercer clasificado ha sido el madrileño Leonel Morales Herrero, que obtendrá 3.000 euros, han informado fuentes de la organización del concurso.

Han participado en las eliminatorias previas, a lo largo de esta semana, un total de catorce pianistas de España, Rusia, Argelia, China y Rumanía.

Los tres finalistas han elegido para la prueba final entre quince opciones el Concierto Número 1 en si Bemol Opus 23, del compositor Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), en la cual han estado acompañados de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCYL) bajo la dirección de Rubén Gimeno.

Es la primera vez en la historia del certamen que los tres pianistas de la ronda final escogen la misma elección para su prueba final.

Los participantes de la última prueba del certamen, nacidos en 1991, 1993 y 1995, son los más jóvenes de la undécima edición de este concurso organizado anualmente por la Diputación de Valladolid.

El jurado internacional ha estado presidido por Pedro Zuloaga, uno de los pianistas que da nombre al certamen, y ha contado entre otros con la presencia de Encarnación López, catedrática de Solfeo y Teoría de la Música del Real Conservatorio Superior de Madrid; del pianista y profesor del Liceo de Barcelona Albert Atenelle; del pianista italiano de la Escuela Liszt Breno Ambrosini y del ganador de la edición de 1997, Enrique Bagaría.

Comentarios