miércoles 26/1/22

Talavera aprueba inicialmente la propuesta de ordenanzas fiscales para 2018

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento talaveran ha rechazado la moción contra el transfuguismo político

El alcalde de Talavera de la Reina (Toledo), Jaime Ramos, ha presidido la sesión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento
El alcalde de Talavera de la Reina (Toledo), Jaime Ramos, ha presidido la sesión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento

El pleno ordinario celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Talavera de la Reina ha aprobado inicialmente, con los votos a favor del Grupo Popular y en contra del PSOE, Ganemos y los concejales no adscritos, la propuesta de modificación de ordenanzas fiscales para el ejercicio 2018.

El viceportavoz de Ganemos, Miguel Ángel Sánchez, ha recriminado al equipo de Gobierno que lleve seis años manteniendo a flote este Ayuntamiento con el aumento de la presión fiscal a los ciudadanos y ha criticado que les aprieten las tuercas por tener "la sartén por el mango".

Sánchez ha explicado que tanto el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) como el agua subirán en 2018 y ha asegurado que en la situación en la que se encuentra Talavera, la ciudad "necesita otro trato".

El viceportavoz de Ganemos ha acusado al equipo de Gobierno de querer "hacer caja" y ha afirmado que estas ordenanzas pretenden "apuntalar la miseria de Talavera y la presión fiscal".

Por su parte, el portavoz del grupo socialista, José Gutiérrez, les ha reprochado no querer negociar la modificación de ordenanzas fiscales, a pesar de haberles propuesto dialogar para intentar llegar a acuerdos.

"Se han olvidado de las empresas familiares, las pymes y los autónomos", ha resaltado Gutiérrez, quien se ha referido al equipo de Gobierno como "los campeones de la subida del IBI en Talavera", ya que desde el año 2011 la recaudación por este impuesto ha aumentado más de 25 millones de euros "que han salido del bolsillo de los talaveranos".

El portavoz socialista les ha acusado de "mentir y hacer trampa al decir que bajan el IBI", puesto que lo que desciende es el tipo de gravamen un 5 %. Si bien, la base liquidable sube un 8 %, por lo que el recibo del IBI se incrementará un 3 %.

Finalmente, el concejal de Promoción Económica, Arturo Castillo, ha lamentado la "demagogia" de la oposición al hablar de "estacazo" al bolsillo de los ciudadanos y ha explicado que la subida del recibo del agua será únicamente de 0,15 céntimos al mes y la del IBI, en una vivienda con un valor catastral medio de 107.000 euros, será de 2 euros en 2018.

Por otra parte, la moción de la concejal no adscrita Carmen Aceituno para la creación del Consejo Social de la Ciudad, así como la de Juan Pedro Ayuso para solicitar a la Junta la gestión del polideportivo IES Padre Juan de Mariana han sido rechazadas, mientras que la del Grupo Popular solicitando la recuperación de la Oficina de Escolarización de Talavera ha salido adelante.

MOCIÓN CONTRA EL TRANSFUGISMO POLÍTICO

En otro orden, el pleno del Ayuntamiento de Talavera de la Reina ha rechazado la moción contra el transfuguismo que presentaron los grupos municipales de PSOE y Ganemos.

Los concejales del grupo popular y de los dos ediles no adscritos Jonatan Bermejo y Montaña Palacios han rechazado la moción conjunta que habían presentado PSOE y Ganemos "para la reinstauración de la normalidad democrática e institucional, el cumplimiento de la ley y contra el transfuguismo político".

La portavoz de Ganemos, Sonsoles Arnao, se ha referido a la incorporación de los dos exconcejales de Ciudadanos al equipo de Gobierno como "uno de los mayores escándalos" y ha asegurado que atendiendo a la Ley de Bases de Régimen Local, Bermejo y Palacios "no deberían ejercer las funciones que están ejerciendo".

"Si el PP no ha estado detrás de esta operación de transfuguismo, tiene la oportunidad de poner orden en esta casa", ha afirmado Arnao, quien ha calificado de "trampa" que se llevase a cabo la reestructuración del Gobierno local antes de que ambos fuesen expulsados de su partido.

Sin embargo, Bermejo y Palacios mantienen sus delegaciones y dedicaciones exclusivas, lo que para la portavoz de Ganemos supone contar con derechos superiores a los que tenían en la oposición.

"Cuesta mucho pensar que ustedes han sido ajenos a la estrategia política, e incluso procesal, con un abogado del PP que les ha defendido", a reprochado Arnao al equipo de gobierno.

Y ha pedido el cese de sus responsabilidades de gobierno y de sus liberaciones "a quienes han sido capaces de hacer desaparecer un grupo político por servirse a sí mismos y no a la ciudad".

También el portavoz socialista, José Gutiérrez, ha reclamado al alcalde, Jaime Ramos, que suprima los sueldos públicos y los sillones de estos dos ediles, porque en su opinión: "Está muy feo meterse en política para servirse de ella y coger un sueldo público".

"Esto es un trapicheo, un enredo, una trampa, transfuguismo político puro y duro y mala imagen para la ciudad", ha lamentado Gutiérrez, quien ha advertido de que el PSOE "no se va a estar de brazos cruzados" y no ha descartado que este asunto acabe en los juzgados.

Por su parte, la portavoz del grupo popular, María Rodríguez, ha explicado que a Bermejo y Palacios se les asignaron delegaciones siendo aún concejales de Ciudadanos, ya que su expulsión del partido fue posterior.

Rodríguez ha aseverado: "Más escrupulosos no hemos podido ser con la legalidad" y ha defendido que el equipo de gobierno "está haciendo las cosas bien".

El pleno ha tomado conocimiento del decreto de Alcaldía que da cuenta de la extinción por disposición legal del grupo municipal de Ciudadanos y el paso de sus dos exconcejales a no adscritos.

Comentarios