domingo 28/11/21

Los detenidos por una agresión sexual en Talavera, a 300 metros de la víctima

La víctima de la agresión sexual Aún no sé bien cómo pude salir
En la imagen de archivo los Juzgados de Talavera de la Reina (Toledo) - Fotografía: lavozdetalavera.com
Los detenidos por una agresión sexual en Talavera, a 300 metros de la víctima

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Talavera de la Reina (Toledo) ha dictado una orden de alejamiento de los dos detenidos tras la denuncia por una agresión sexual que presentó una chica de 19 años, de forma que deberán mantenerse, al menos, a una distancia de 300 metros con respecto de la joven.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha han informado a Efe de que los dos detenidos fueron puestos a disposición judicial el martes 23 de noviembre, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Talavera de la Reina, en funciones de guardia.

Tras tomarles declaración, la titular del juzgado decretó para ambos libertad provisional y desde el juzgado se estableció además una orden de alejamiento de estas dos personas con respecto de la denunciante, a una distancia de 300 metros.

Asimismo, estas fuentes han precisado que será el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Talavera de la Reina el encargado de instruir y esclarecer los hechos que motivaron la denuncia.

La denuncia la presentó una chica de 19 años, que dijo haber sufrido abusos sexuales por parte de dos hombres, que la amenazaron.

La chica estaba en un bar con dos amigas cuando los dos acusados cerraron la puerta del local y les ofrecieron mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, pero las chicas se negaron y entonces los dos hombres les realizaron tocamientos y les amenazaron, hasta que las jóvenes pudieron librarse de los hombres y huir del local.

"AÚN NO SÉ BIEN CÓMO PUDE SALIR"

La joven talaverana de 19 años afirma que no sabe bien cómo pudo salir después de esos hombres comenzaran a forzarla.

En declaraciones a Efe, la denunciante ha relatado cómo a ella y dos amigas suyas las "encerraron en el bar" en el que estaban y los dos hombres "empezaron a ofrecer cocaína y alcohol".

"Yo no quise tomar alcohol, una de ellas, mi amiga, sí tomó dos copas y en las copas la echaron droga”, ha señalado la denunciante.

“Mi otra amiga fue a cargar el teléfono móvil a la barra y no pasó nada. Al rato fui yo a cargar el móvil y vino el camarero, delante de mí, y el jefe, detrás de mí, y ahí pues me empezaron a forcejear, a tocar mis partes íntimas, a meterme la mano por mis partes y a arañarme”, ha sostenido.

La denunciante ha afirmado que no sabe cómo pudo salir y ha señalado: "Me llamó una de mis amigas y tuvimos la excusa de salir del bar, porque dijimos que íbamos a por tabaco y hasta ahora".

Comentarios