La estatua de Bahamontes en Toledo sufre un nuevo acto vandálico y amanece en el suelo

La vicealcaldesa de la ciudad ha confirmado en declaraciones a los medios que la escultura ha sido hallada en el suelo en la mañana de este viernes en lo que ha calificado como "un acto de vandalismo"
La estatua en homenaje a Bahamontes en Toledo sufre un nuevo acto vandálico y amanece en el suelo
photo_camera La estatua en homenaje a Bahamontes en Toledo sufre un nuevo acto vandálico y amanece en el suelo

La estatua que rinde homenaje al ciclista Federico Martín Bahamontes, más conocido como 'El Aguila de Toledo', ha vuelto a sufrir un nuevo acto vandálico y ha amanecido en la mañana de este viernes tirada en el suelo.

La vicealcaldesa de la ciudad, Inés Cañizares, ha confirmado en declaraciones a los medios que la escultura ha sido hallada en el suelo en la mañana de este viernes en lo que ha calificado como "un acto de vandalismo".

Ha sido la Policía Local la que ha dado aviso a la Concejalía de Seguridad Ciudadana, de la que es titular la misma Cañizares, y también con la Concejalía de Obras para gestionar la retirada de la estatua.

Han sido así los bomberos los que han procedido a su retirada y se la han llevado a sus instalaciones, ha indicado Cañzares, quien ha añadido que la Policía Local está investigando lo sucedido y que se ha puesto una denuncia en la que el Ayuntamiento se personará.

"Creo que esto es un daño a la imagen también de la ciudad, a uno de sus ciudadanos, de sus hijos predilectos y, esos acto de vandalismo hay que perseguirlos con toda la fuerza legal que podamos", ha concluido la vocealcaldesa de Toledo.

INSTALADA EN 20018

La escultura se instaló en mayo 2018 en el Paseo del Mirado de la ciudad tras un acto en el que Toledo rindió homenaje a su Águila, en el que Bahamontes subió desde el Paseo de la Vega hasta el Miradero en un coche descapotable a fin de rememorar ese mismo trayecto que realizó tras ganar el Tour de Francia en el año 1959.

El recorrido terminó en el citado Paseo del Miradero, donde se descubrió la escultura que Javier Molina Gil esculpió para la ocasión y que representa al ciclista escalando en una posición de máximo esfuerzo.

El mítico ciclista toledano, uno de los siete ciclistas españoles que han conseguido alzarse con el maillot amarillo del Tour de Francia, falleció el pasado 8 de agosto a los 95 años de edad.

Comentarios