Prisión para tres de los once detenidos por explotación sexual de mujeres

Prisión provisional para tres de 11 detenidos por trata con fines de explotación sexual que trasladaban a Talavera de la Reina (Toledo)
Las denuncias de violación se disparan en cuatro CCAA, entre ellas Castilla-La Mancha, Policía Nacional, agentes, policía, patrulla, detenidos, detenido, 
photo_camera Prisión para tres de los once detenidos por explotación sexual de mujeres

El juzgado ha decretado prisión provisional para tres de los 11 detenidos por pertenecer a un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual en Palma, tras pasar a disposición judicial. Se trata de los principales investigados. Una vez en España, los detenidos trasladaban a las víctimas a Talavera de la Reina (Toledo), donde les quitaban el pasaporte.

Según han confirmado este viernes fuentes de la investigación, los arrestados que tenían menos implicación en el caso quedaron el libertad en sede judicial. En total, cinco de los detenidos pasaron a disposición judicial.

La investigación se inició al tener conocimiento de dos mujeres que estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución y habían conseguido escapar de uno de los prostíbulos, recibiendo asistencia y ayuda de la Policía Nacional, siendo alojadas en un piso de seguridad.

Las personas detenidas eran presuntas autoras de un delito de pertenencia a grupo criminal, delitos relacionados con la trata de personas, delitos relativos a la prostitución, así como otros conexos. En total fueron arrestadas seis mujeres y cinco hombres con edades comprendidas entre los 22 y los 52 años.

Los agentes del grupo IV de la Ucrif de la Policía averiguaron que las víctimas vivían en sus países de origen en situación precaria y les habían ofrecido venir a España para trabajar como cuidadoras del hogar o camareras de piso con condiciones económicas muy favorables.

Una vez en España, las trasladaban a Talavera de la Reina (Toledo), donde les quitaban el pasaporte. Después eran trasladadas a Palma a través de Valencia. A las víctimas se les indicaba que habían contraído una deuda de 3.000 euros y que la debían saldar ejerciendo la prostitución, bajo la amenaza de tomar represalias contra sus familiares.

Las mujeres tenían prohibido salir solas del domicilio, aislándolas socialmente con limitación de contactos, sometidas a vigilancia y control, obligándolas a atender cualquier tipo de cliente.

Los pisos destinados a prostíbulos funcionaban las 24 horas del día todos los días de la semana, excepto las pocas horas que las dejaban libres --unas tres horas-- para descansar.

Asimismo, los agentes averiguaron que a algunas de las mujeres se les negaba la comida salvo que ejercieran la prostitución y otras estaban hacinadas en habitaciones sin casi ventilación ni luz natural. Tampoco recibían dinero, ya que lo que cobraran era para saldar la supuesta deuda que tenían, que se hacía efectiva normalmente en su periodo legal de estancia. Una vez finalizado, tenían que regresar a su país sin dinero alguno.

DETENIDA LA 'CABECILLA' DE GRUPO

Los agentes de la Ucrif de la Policía Nacional llevaron a cabo cuatro registros en Palma, uno en el domicilio de la supuesta 'cabecilla' del grupo y los otros tres en pisos donde presuntamente se ejercía la prostitución.

El operativo tuvo lugar el lunes por la mañana, procediendo a la detención de 11 personas. En los registros se intervinieron además numerosos efectos relacionados con los delitos investigados, así como sustancias estupefacientes, dispositivos electrónicos y cámaras de seguridad, entre otros objetos.

Comentarios