Pasa a disposición judicial el matrimonio detenido tras agredir a una médica

La Junta de Personal del Área Sanitaria de Toledo ve "intolerable" esta nueva agresión y pide medios para defenderse de las agresiones
Profesionales del Centro de Salud de Camarena (Toledo) se concentraron el pasado mes de junio en apoyo a otra profesional sanitaria agredida en Chozas de Canales
photo_camera Profesionales del Centro de Salud de Camarena (Toledo) se concentraron el pasado mes de junio en apoyo a otra profesional sanitaria agredida en Chozas de Canales

Los dos detenidos --un matrimonio formado por un hombre, de 67 años de edad y una mujer de 63 años-- detenidos como presuntos autores de un delito de lesiones graves a personal sanitario, tras la agresión sufrida por la médica que se encontraba prestando servicio de guardia el pasado sábado en el consultorio de Camarena, han pasado a disposición judicial este lunes.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, los hechos ocurrieron alrededor de las 11.30 horas del sábado, cuando la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Toledo, que gestiona el teléfono de urgencias de este cuerpo 062, recibió un aviso del centro de salud de Camarena en el que unos pacientes habían agredido a una médica, requiriendo presencia policial y hasta donde se desplazaron tres patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Allí se encontraba una doctora que había sufrido una agresión física durante el desempeño de su labor profesional en servicio de urgencias en ese consultorio, la cual tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario de Toledo por UVI móvil. Esta mujer informó a los agentes que la agresión se cometió al informarle a estos pacientes que tenían un servicio prioritario y debían esperan a ser atendidos.

Ante estos hechos, las patrullas de la Guardia Civil de Valmojado, Santa Cruz de Retamar y La Torres de Esteban Hambrán desplazadas al consultorio médico, detuvieron a un hombre y una mujer como presuntos autores del delito de lesiones graves a la facultativa, siendo trasladados a dependencias de la Guardia Civil.

MEDIOS PARA DENFENDERSE

Por su parte, la Junta de Personal del Área Sanitaria de Toledo manifiesta su total apoyo y solidaridad con la doctora y condena rotundamente la actitud violenta de los dos usuarios que cometieron esta agresión.

Considera en nota de prensa que no existe justificación alguna ante estos intolerables hechos, "que no hacen sino socavar la asistencia sanitaria que prestan todas las trabajadoras y trabajadores de la Sanidad Pública de Castilla-La Mancha y pone en claro riesgo su seguridad y salud".

Desde la Junta de Personal instan al Sescam a que ponga a disposición de todas las trabajadoras y trabajadores a su cargo los medios necesarios para garantizar su integridad física, seguridad y salud en el desempeño de sus funciones, que no son otras que el cuidado de toda la población.

"Así mismo, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía a que condenen y denuncien este tipo de actos pues van en contra de los intereses de todos, pues si por una agresión perdemos un profesional, perdemos todos", subraya.

Comentarios