jueves 9/12/21

Piden 15 años de cárcel para el acusado de homicidio en el 2019 en Yuncos

Sin mediar palabra y de forma violenta y directa, con ánimo de causarle la muerte o al menos aceptando que ésta podía producirse, asestó un puñetazo en la cabeza a la víctima, que provocó que se desplomara, cayera al suelo inmóvil y comenzara a sangrar
Piden 7 años para cada uno de los tres acusados de introducir chinos en España. En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Toledo donde serán juzgados
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Toledo donde está prevista la celebración del juicio con jurado popular

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo acoge a partir de este lunes 8 de noviembre un juicio con jurado popular contra un acusado de un delito de homicidio doloso en 2019 en Yuncos, para el que la fiscal pide 15 años de cárcel y una indemnización de 50.000 euros, y otro acusado de conducción temeraria para el que solicita 5 años de prisión.

Según el escrito de acusación de la fiscal, consultado por Efe, los hechos se remontan al 21 de marzo de 2019, cuando, sobre las diez de la mañana, el acusado por homicidio circulaba por el polígono industrial de Yuncos, seguido del otro procesado que conducía sin permiso o licencia.

Ambos circulaban a una gran velocidad y de forma temeraria, por lo que al pasar por un taller mecánico fueron recriminados por un trabajador que se disponía a cruzar la calle, lo que provocó que detuvieran su vehículo, dieran marcha atrás, y se dirigieran a él de forma agresiva.

Se produjo entonces una discusión entre ellos que desembocó en una congregación de varias personas, en su mayoría trabajadores de origen marroquí, que pretendían apaciguar los ánimos ante la actitud violenta de los acusados.

En el trascurso del enfrentamiento, el acusado de conducción temeraria se dirigió a su vehículo, dio marcha atrás y aceleró a gran velocidad con ánimo de embestir al grupo de personas que se encontraban en la calle, que incluso tuvo que apartarse para evitar ser atropellados.

Acto seguido, el procesado por homicidio se separó del grupo de personas para dirigirse a su vehículo, abrió la puerta del conductor, a continuación volvió hacia las personas con las que había mantenido la discusión y, sin mediar palabra y de forma violenta y directa, con ánimo de causarle la muerte o al menos aceptando que ésta podía producirse, asestó un puñetazo en la cabeza a la víctima, que provocó que se desplomara, cayera al suelo inmóvil y comenzara a sangrar.

Tras lo acontecido, ambos acusados se dirigieron a sus vehículos y abandonaron el lugar a gran velocidad.

La víctima falleció el día 10 de abril de 2019 en el hospital, a consecuencia de la agresión sufrida, mientras que los acusados se escondieron pero el acusado de homicidio fue detenido el día 26 de marzo de 2019 y lleva en prisión provisional desde el día siguiente, y el otro acusado fue detenido el 1 de abril.

Comentarios