Hallados en un coche dos hermanos muertos a tiros en un camino de Casarrubios

Uno de los hombres ha sido encontrado en el asiento del conductor y el otro tumbado en el suelo fuera del vehículo. Los servicios sanitarios solo han podido confirmar sus muertes
Vista del lugar donde dos hermanos de 45 y 49 años han sido localizados esta medianoche muertos por disparos de arma de fuego en el interior de un vehículo en un camino de Casarrubios del Monte (Toledo) - EFE/ Ángeles Visdómine
photo_camera Vista del lugar donde dos hermanos de 45 y 49 años han sido localizados esta medianoche muertos por disparos de arma de fuego en el interior de un vehículo en un camino de Casarrubios del Monte (Toledo) - EFE/ Ángeles Visdómine

Una familia de Casarrubios del Monte (Toledo) ha hallado dentro de un coche y con heridas de bala los cadáveres de dos hombres de 45 y 49 años, vecinos de la localidad madrileña de Fuente el Saz, en una carretera comarcal a un kilómetro del casco de la primera localidad.

El aviso se recibía a las 00.24 horas de este jueves en el kilómetro 4 de la carretera CM-4004, ha informado el servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha. El coche estaba a las puertas de un chalet abandonado.

Allí encontraron el vehículo con la luna rota y con muchos impactos de bala, al igual que la puerta del chalet, así como decenas de casquillos de bala tanto de escopeta como de arma corta, han indicado a Europa Press fuentes de la Benemérita.

Dentro del coche hallaron el cuerpo de un hombre y, en el suelo, pero a un metro del vehículo al segundo, que posiblemente quiso huir. Por ello, la Guardia Civil sospecha que fueron al menos dos los asesinos y que se pudiera tratar de un ajuste de cuentas entre dos clanes. El Juzgado número 4 de Illescas investiga el caso y ha decretado secreto de actuaciones.

Los fallecidos eran hermanos y se llamaban Antonio y José Y. Contaban con antecedentes por delitos relacionados con riñas tumultuarias, lesiones, reyertas y contra la seguridad vial, ninguna de gravedad. El vehículo donde han aparecido sus cadáveres pertenecía a la madre de ambos, todos pertenecientes a una familia de etnia gitana.

Una vez conocido el hallazgo, más de medio centenar de parientes y amigos de los asesinados se han aproximado hasta las inmediaciones del lugar donde se ha encontrado el vehículo.

La Guardia Civil presente en el lugar de los hechos ha reforzado dispositivos de seguridad tanto en Fuente el Saz como en Casarrubios ante posibles altercados, después de que a lo largo de la noche más de medio centenar de personas vinculadas familiarmente a los fallecidos hicieran acto de presencia en el entorno para pedir venganza.

Comentarios