sábado 29/1/22

Sigue la investigación de la muerte del joven apuñalado en Toledo en octubre

Por otra parte, el delegado del Gobierno confirma que el presunto parricida de Bargas ha pasado a disposición judicial
Decenas de personas han participado en una concentración en el barrio del Polígono de Toledo en repulsa por la muerte de un joven de 21 años que murió el pasado 31 de octubre por heridas de arma blanca, en el transcurso de un robo con violencia - EFE/ Ángeles Visdómine
Decenas de personas se concentraron en el barrio del Polígono de Toledo en repulsa por la muerte del joven de 21 años

La Policía Nacional mantiene la investigación para esclarecer la muerte de un joven que falleció el pasado 31 de octubre en Toledo tras ser apuñalado en el barrio de Santa María de Benquerencia, ha asegurado este jueves el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca.

"La investigación no está paralizada, ni mucho menos", ha afirmado Tierraseca, que ha subrayado que se sigue investigando y ha recordado que por parte de la Dirección General de la Policía se ha reforzado el equipo de policía científica "que está analizando cualquier pista que se tenga para detener al autor o a los autores de esta agresión", que tuvo lugar en la madrugada del 31 de octubre en la calle río Guadiloba.

En una rueda de prensa, y a preguntas de los periodistas, el delegado del Gobierno ha recalcado que "se ha reforzado el equipo de investigación", y ha insistido en que "de ninguna manera se ha paralizado la investigación", porque "se sigue investigando con todos los medios disponibles en Toledo, para esclarecer los hechos ocurridos en la noche de Halloween".

Por otra parte, preguntado por la agresión que sufrieron el pasado sábado una médica y una enfermera en una atención a domicilio en Menasalbas (Toledo), como ha denunciado el sindicato CSIF, Tierraseca ha señalado que en cuanto se tuvo conocimiento del incidente, la Guardia Civil prestó auxilio a las personas que supuestamente sufrieron las agresiones.

La actuación de la Guardia Civil tuvo lugar a petición de las personas agredidas, ha señalado Tierreseca, que ha añadido que las actuaciones seguirán las diligencias ordinarias que se desarrollan en este tipo de incidentes, como son la toma de declaración y la comunicación al juez o a la jueza que se encargue del caso de las circunstancias en las que se producido el suceso.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha comentado que cualquier agresión tanto a profesionales sanitarios o de otro sector, se pone en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Guardia Civil o la Policía Nacional, "que van a prestarles ayuda inmediata", ha destacado.

También ha sido preguntado por la situación del joven de 20 años que fue detenido por ser el presunto autor de la muerte a golpes de su padre, de 59 años, el pasado 3 de enero en Bargas (Toledo), que fue trasladado a la unidad de Psiquiatría del Hospital Provincial, que ha sido puesto a disposición judicial, ha explicado Tierraseca. 

Comentarios