domingo 7/3/21

Estafan 500 euros a una residencia de CLM haciéndose pasar por funcionarios

La Guardia Civil alerta de la proliferación de estafas relacionadas con la COVID-19
La Guardia Civil de Illescas (Toledo) investiga a seis menores por difundir pornografía infantil
Estafan 500 euros a una residencia de CLM haciéndose pasar por funcionarios

La Guardia Civil ha alertado de la proliferación de estafas relacionadas con la covid-19, tanto en residencias de mayores como en domicilios particulares, tras la denuncia de una trabajadora de una residencia en Añover de Tajo (Toledo) que abonó 500 euros en dos transferencias bancarias por el pago de pruebas PCR a supuestos funcionarios de la Junta.

La Comandancia de Toledo ha informado en una nota de prensa de que a finales de diciembre una persona denunció ante la Guardia Civil de Añover de Tajo una estafa bancaria cometida a una residencia de mayores de esta localidad toledana, en la que los autores, haciéndose pasar por funcionarios públicos de la Consejería de Bienestar Social de la Junta, solicitaron el pago de unas supuestas pruebas de PCR.

Tras dar por fiable la identidad de los estafadores, los cuales aportaron telefónicamente toda serie de detalles de identificación, una trabajadora de este centro de mayores realizó dos transferencias, una de 202,99 euros y otra de 297,99, al número de cuenta indicado.

Sin embargo, esta trabajadora sospechó de que pudiera tratarse de un engaño y se personó en el cuartel de la Guardia Civil de Añover de Tajo para denunciar los hechos y, a continuación, anuló la transferencia.

El Instituto Armado ha advertido de que estos delitos, junto con otros de hurto, se materializan de diferentes formas, cuyo objetivo principal son personas de avanzada edad.

En algunos casos, los autores se presentan en las viviendas de sus víctimas asegurando que son personal de Cruz Roja y que van a realizar pruebas a domicilio para detectar posibles nuevos casos de coronavirus y, tras entretener a la víctima, uno de ellos aprovecha la ocasión para registrar el domicilio y sustraer cuanto pueda.

Estos delincuentes también actúan en las residencias de mayores donde, haciéndose pasar por médicos o funcionarios de entidades públicas y teniendo amplios conocimientos sanitarios, indican que se van a realizar inspecciones y a instalar cámaras termográficas anti-covid.

Una vez concretado el día de la inspección, comunican que una empresa de transporte contactará con ellos para la entrega del material, momento a partir del cual la supuesta empresa de transporte contacta con el centro y alude demora en la entrega, aportando un número de cuenta bancaria donde ingresar el importe de la factura para que puedan recibir el material.

Una vez recibido el dinero por transferencia, desaparece toda comunicación entre la víctima y los autores, que se quedan con el dinero recibido.

En otras ocasiones llaman a las residencias haciéndose pasar por funcionarios públicos del área de salud o personal de organizaciones vinculadas al ámbito sanitario y les reclaman el pago pendiente por la adquisición de material relacionado con la covid-19.

Estas llamadas las realizan en ausencia de los gerentes de la empresa, comunicando a quien les atiende que ya cuentan con la autorización de la dirección para enviar un pedido y advirtiendo de las consecuencias, en forma de sanciones económicas, de no pagar el material.

Ante este nuevo tipo de estafa, la Guardia Civil aconseja no realizar pagos ni transferencias sin verificar antes la veracidad de la operación y realizar cuantas comprobaciones sean necesarias.

Comentarios