martes 19/10/21

Cae una banda dedicada al tráfico de drogas con 21 detenidos, 2 de ellos en Toledo

La organización había desarrollado un método pionero de ocultación de las sustancias a través del 'doble techo' de un camión que transportaba alimentos, y con el que estaban dispuestos a hacer envíos a otros países de la Unión Europea
18 detenidos por trata y explotación laboral de personas en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) - suceso, guardia civil, robo, violencia, asesinato, reyerta, apuñalamiento, agresión, machista,
Cae una banda dedicada al tráfico de drogas con 21 detenidos, 2 de ellos en Toledo

La Guardia Civil ha desarticulado una banda dedicada al tráfico de drogas que intentaba transportarlas en el 'doble techo' de un camión a varios países de la Unión Europea, tras detener a 21 personas -11 en Madrid, 8 en Segovia y 2 en Toledo-, de ellas ya 10 en prisión.

La organización había desarrollado un método pionero de ocultación de las sustancias a través del 'doble techo' de un camión que transportaba alimentos, y con el que estaban dispuestos a hacer envíos a otros países de la Unión Europea.

Según ha informado en un rueda de prensa el teniente coronel de la Guardia Civil en Segovia, José Luis Ramírez, los agentes han detenido a estas 21 personas como supuestas autoras de los delitos de pertenencia a organización criminal, cultivo y elaboración de marihuana, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Todos los detenidos son de nacionalidad española, la mitad han sido enviados a prisión provisional por el juez, y tienen muy diversos perfiles, entre los que han destacado el de una mujer de más de 70 años que había sido arrestada ya varias veces.

La investigación de la Operación Otilios ha culminado con la intervención en un nave en el distrito madrileño de Barajas, donde se ha encontrado el camión con el que se transportaba la droga, y 19 registros domiciliarios, 15 de ellos en Madrid, 3 en Segovia y 1 en Toledo.

Según ha explicado el teniente coronel, esta operación comenzó hace meses con la detección de un aumento de la venta de drogas en la provincia y la identificación de varias personas como supuestas responsables, que parecían estar relacionados con una importante organización criminal asentada en Madrid.

A través de posteriores pesquisas, los agentes detectaron que todos ellos formaban una organización perfectamente estructurada y organizada que pretendía crear una red de distribución de droga, especialmente de marihuana y hachís, a nivel internacional.

Para dotarla de una apariencia legal, este grupo constituyó una empresa de transporte de mercancías de vehículos pesados especializada en productos de alimentación como macarrones.

En una primera fase, a los investigados se les interceptó en un viaje que realizaron en una furgoneta en el término municipal de Arcos de Jalón, en Soria, con 40 kilos de marihuana y 10 de hachís.

Días antes de que la organización pretendiera realizar su primer viaje internacional para transportar la droga a un país de Europa que no ha sido detallado, los agentes localizaron la nave donde guardaban el vehículo pesado y hallaron en su interior a dos de los integrantes de la organización.

En los registros, los agentes hallaron plantaciones de marihuana de grandes dimensiones que contaban con un elaborado y costoso sistema de cultivo conectado a la red eléctrica de forma ilegal con transformadores profesionales, con los que se llegó a defraudar 300.000 euros.

Dos plantaciones han llamado especialmente la atención a los encargados de la investigación, en una urbanización de la localidad de Guadarrama y en un chalé en el barrio de Arturo Soria de Madrid capital, donde había 4.000 plantas cuidadas con "medios muy sofisticados".

La organización tenía capacidad para cosechar más de 45.000 plantas de marihuana al año y distribuirla por distintos países de Europa con varios viajes internacionales todos los meses, lo que habría supuesto la distribución de más de 1.500 kilogramos de marihuana al extranjero al año.

En total se han intervenido más de 12.000 plantas de marihuana, 200 kilos de cogollos y hachís envasados al vacío, otras sustancias como 500 gramos de cocaína, metanfetamina y pastillas LSD, un arma de fuego, el camión, armas blancas prohibidas, numerosos teléfonos móviles, materiales informáticos y más de 100.000 euros en efectivo.

Comentarios