jueves 22/10/20

Desalojado un local de ocio nocturno en San Pablo de los Montes con 47 personas

Han sido formuladas ocho denuncias por infracciones administrativas a diversas normativas
Desalojado un local de ocio nocturno en San Pablo de los Montes (Toledo) con 47 personas
Desalojado un local de ocio nocturno en San Pablo de los Montes (Toledo) con 47 personas

La Guardia Civil ha procedido al desalojo de un local de ocio nocturno cuyo propietario incumplió, de manera reiterada, las medidas de prevención dictadas para hacer frente a la crisis sanitaria con motivo del COVID-19. Había un total de 47 personas entre el bar y la zona anexa habilitada como discoteca pasadas las 01.00 horas de la madrugada.

La Guardia Civil de San Pablo de los Montes recibió información fidedigna de que en un bar de la localidad, los fines de semana, se continuaba realizando la actividad hostelera, a puerta cerrada, pasadas las 01.00 horas, incumpliendo de esta manera la normativa dictada al efecto, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

A mediados del mes de septiembre, agentes del citado Puesto de la Guardia Civil, se personaron en el local referido y verificaron que, en efecto, el mismo se encontraba con la puerta de acceso cerrada y las persianas de las ventanas bajadas. No obstante, pudieron comprobar desde el exterior que la música se encontraba a un volumen alto y pudiera haber personas en el interior.

El propietario del local, tras llamar reiteradamente los agentes a la puerta del local, permitió el acceso al interior y les llevo hacia la zona de la barra del bar, donde vieron a ocho personas que estaban consumiendo bebidas alcohólicas, sin mascarilla y no existiendo distanciamiento entre ellos.

Continuando con inspección del local, se localiza una sala contigua al bar en la que varios jóvenes, entre 35 y 40, se encontraban en el interior consumiendo bebidas alcohólicas igualmente, no llevando mascarillas puestas y sin distanciamiento entre ellos. Igualmente se observó como en el suelo de la sala había una gran cantidad de colillas de cigarro, así como un ambiente muy cargado de humo.

Ante esta situación y la carencia total de medidas de prevención de contagio, se solicitó a los clientes que salieran del local, no sin antes indicarles que se pusieran las mascarillas.

Finalizada la labor inspectora, la Guardia Civil formuló ocho denuncias por infracciones administrativas a diferentes normativas.

Más información en vídeos 
Comentarios