jueves 6/8/20

Fiscal mantiene 6 años y medio de cárcel por el atropello mortal del joven toledano

20 años. Le dejaron tirado muriéndose
En la imagen el lugar donde fue atropellado mortalmente el joven estudiante toledano de 20 años
En la imagen el lugar donde fue atropellado mortalmente el joven estudiante toledano de 20 años

El fiscal ha mantenido su petición de pena de seis años y medio de prisión para los dos supuestos responsables del atropello mortal del joven toledano José E, al considerar que el desarrollo de las dos sesiones del juicio ha "reforzado" los indicios del escrito de acusación.

En sus conclusiones, el abogado de la acusación particular se ha adherido a la petición de penas del Ministerio Fiscal, mientras que la defensa de J.E.M.M., de 29 años, y J.M.S., de 22, ha vuelto a solicitar su absolución, al estimar que "no existen certezas" acerca de la identidad de quienes conducían los dos vehículos implicados en el siniestro.

El juicio ha concluido con la intervención de los dos acusados, que no han añadido nada más a las palabras pronunciadas al inicio de la primera sesión, donde los dos negaron ser los conductores de los coches implicados en el siniestro, señalando a "un familiar" al que no identificaron.

El juez ha dejado visto para sentencia el juicio, cuya segunda sesión ha contado, como el primer día, con la presencia del padre del joven toledano y de varios familiares, uno de los cuales, al concluir la segunda sesión, se ha dirigido a los dos acusados para increparles.

La víctima, José E., que estudiaba segundo de Enfermería en la universidad Católica de Ávila (UCAV), falleció la madrugada del 6 de octubre de 2019, cuando atravesaba un paso de peatones.

El ministerio público acusa a J.E.M.M. y J.M.S. de un delito de homicidio por imprudencia grave, otro de conducción temeraria y un tercero de abandono del lugar en el que tuvieron lugar los hechos, a la altura del número 24 de la calle Capitán Peñas, a las 3:39 horas.

En su informe final, el Ministerio Público se ha referido a la imposibilidad de poder reparar el "dolor inconmensurable de la familia".

Según ha explicado, las pruebas obtenidas durante estos dos días "refuerzan y aseguran" todo lo reflejado en su escrito de acusación, de manera que a su juicio existen "indicios suficientes, acreditados y probados para la condena" de los dos acusados.

Ha establecido como probado que J.E.M.M. y J.M.S., titulares de los dos coches implicados, además de ser sus propietarios, conducían los vehículos en el momento del suceso, atendiendo a algunos indicios relatados por los investigadores.

Entre ellos, se ha referido a las huellas descubiertas en ambos turismos, a la geolocalización del teléfono de uno de ellos en la zona sobre la hora del siniestro, a la grabación de los vehículos minutos antes por una rotonda relativamente cercana y horas antes a uno de ellos bajando se su coche en una tienda de Ávila.

A todo ello, el fiscal ha añadido la velocidad inadecuada de ambos coches que, en una vía estrecha de un solo sentido, circulaban a 65 kilómetros por hora, saltándose un "Cruce del demonio", en el que existía una señal de ceda el paso, una línea transversal en el suelo y un paso de peatones.

El fiscal ha sostenido que los dos acusados mostraron el 6 de octubre de 2019 un "desprecio absoluto por las normas de tráfico" y ha defendido la "coautoría" de ambos, al llevar a cabo "la misma conducta imprudente", llegando a "intentar ocultar indicios".

Tras el fiscal, la acusación particular ha hablado del "sufrimiento, el padecimiento y el dolor" de la familia de José Echevarría, agravado por que los acusados solo respondieran a su abogado el primer día.

La acusación particular ha hecho suya la mayoría de las afirmaciones de la Fiscalía, considerando "fundada" la acreditación de la autoría de unos hechos, al contrario que lo sostenido por la defensa, que ha negado que existan "certezas" al respecto.

Más información en vídeos 
Comentarios