sábado 25/9/21

CSIF denuncia una agresión a una trabajadora de un Centro de Salud de Toledo

El pasado día 9 de junio en La Puebla de Almoradiel
Muere de cáncer con 48 años sin que su médico la vea durante la pandemia de coronavirus
CSIF denuncia una agresión a una trabajadora de un Centro de Salud de Toledo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado que una trabajadora de un Centro de Salud de La Puebla de Almoradiel (Toledo) sufrió una agresión por parte de una paciente, que le propinó dos puñetazos y le dejó una mano impedida, además de que le causó una crisis de ansiedad.

En un comunicado de prensa remitido este martes, CSIF ha denunciado esta agresión, que ha detallado que se produjo el 9 de junio, y ha pedido a la Gerencia de Atención Integrada (GAI) de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), de la que depende este centro, que aplique medidas de seguridad para que no vuelvan a suceder hechos de estas características.

Así pues, ha solicitado el cerramiento de la parte administrativa a fin de que ningún usuario o paciente pueda entrar en contacto directo con los profesionales para agredirlos, así como la dotación de un pulsador antipánico en todos los puestos de trabajo, conectado a la central para que puedan avisar a la policía ante una nueva situación de violencia.

CSIF también ha reclamado la presencia de un vigilante de seguridad, y han recordado que en el pasado ya se contó con uno en el centro.

Además, ha denunciado que tras la agresión, la trabajadora fue reconocida y derivada, con los informes médicos del Servicio de Prevención de la GAI de Alcázar de San Juan y del médico de familia, a la mutua Solimat, que es concesionaria desde 2012 del personal del Sescam, para que ésta procediese a dar la baja laboral.

Sin embargo, el sindicato ha denunciado que no se le concedió la incapacidad temporal debido a que el facultativo de la mutua le informó de que tanto los daños producidos por la agresión como los psicológicos no eran motivo de baja laboral, ante lo cual la trabajadora tuvo que acudir de nuevo a su médico de familia para que dicha baja se concediese por enfermedad común ante la agresión sufrida.

Por todo ello, CSIF ha solicitado a la GAI de Alcázar de San Juan que comunique estos "gravísimos hechos" a los responsables del Sescam y de la Junta, para que revoquen esta "situación de desamparo en situaciones de agresión"

Comentarios