CSIF denuncia acoso y amenazas a trabajadores de las oficinas Emplea en Illescas

La situación se ha agravado desde el pasado 30 de junio, fecha en la que la renovación de la tarjeta de demanda de empleo ha dejado de ser automática

El sindicato CSIF ha denunciado la situación de acoso que están sufriendo los trabajadores de las Oficinas de Orientación, Formación y Empleo (Emplea) de la Junta desde el inicio de la pandemia y, en concreto, ha dicho que la semana pasada hubo amenazas a empleados de la oficina de Illescas (Toledo) y golpes en puertas y ventanas.

La situación se ha agravado desde el pasado 30 de junio, fecha en la que la renovación de la tarjeta de demanda de empleo ha dejado de ser automática, ha señalado el sindicato en un comunicado.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), de ámbito nacional, y las Oficinas Emplea comparten oficinas y desarrollan sectores de actuación distintos y a la vez complementarios, lo que ha creado confusión en los usuarios en la mayoría de los casos.

Según el CSIF, la falta de coordinación entre ambos servicios ha provocado que los usuarios, que en muchas ocasiones no conocen o no alcanzan a distinguir esta separación, han recurrido al acoso y las agresiones verbales por la frustración que provoca el retraso en la gestión de sus expedientes.

El último episodio ha tenido lugar el martes de la semana pasada en Illescas, cuando varios usuarios golpearon puertas y ventanas de las oficinas y lanzaron "amenazas" y amedrentaron a los trabajadores que se encontraban en el interior de las oficinas.

"Empujones, insultos, escupitajo, daños a vehículos… los trabajadores muestran su temor a abandonar las dependencias una vez finalizado su turno de trabajo", ha denunciado CSIF, que solicita medidas adecuadas para proteger la salud física y emocional de los trabajadores así como coordinación entre las administraciones.

Asimismo, CSIF también pide la asignación de mecanismos y recursos necesarios por parte del SEPE para poder atender los retrasos en la atención a los demandantes, inconcebibles después de más de un año de crisis sanitaria. 

Comentarios