UGT prevé un retraso en el pago de las prestaciones del SEPE en Toledo

Por la no renovación de 19 trabajadores interinos

El sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha previsto que se produzca un retraso en el pago de las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en Toledo por la no renovación de 19 interinos.

En nota de prensa, la organización sindical ha explicado que a partir del 1 de julio se verá reducida la plantilla en más de un 18 por ciento, por la decisión de los ministerios de Función Pública y Política Territorial y de Hacienda de no prorrogar los nombramientos de los funcionarios interinos que han desempeñado funciones de reconocimiento de prestaciones desde los meses de abril y septiembre de 2020.

Por ello, UGT ha exigido a la Administración la renovación de estos efectivos que califica de "imprescindibles" y que esta renovación se prolongue hasta que se doten las plazas por convocatorias de empleo público para así poder dar un servicio "rápido y eficaz", y evitar "atrasos, colas innecesarias y errores por la acumulación de expedientes".

Para el sindicato, la decisión del Gobierno de España es "una “falta de respeto y de reconocimiento al esfuerzo que ha hecho la plantilla del SEPE".

Asimismo, ha recordado las necesidades que arrastra el SEPE desde hace años como la falta de plantilla, la necesidad de adecuación de la Relación de Puestos de Trabajo a las funciones, la actualización de medios tecnológicos, la modernización de oficinas y la unificación de instrucciones y procedimientos.

Además, ha indicado que el día 22 de junio, durante la celebración de una reunión en la Mesa Delegada del SEPE, la Dirección General informó de que tanto el Ministerio de Función Pública y Política Territorial como el de Hacienda habían decidido no prorrogar los nombramientos de 500 funcionarios interinos, a los que se suman los 635 ceses por el cumplimiento programa desarrollado desde 2018.

Así, de una plantilla de unos 8.550 trabajadores a nivel nacional, UGT ha denunciado que el SEPE pretende reducir unas 1.135 personas el día 30 de junio y el 30 de septiembre otras 500 más, lo que implica un descenso de más del 19 % del total del personal.

En concreto, en la provincia de Toledo, ha indicado que de una plantilla de 105 trabajadores en las distintas oficinas se prescindirá a partir del 1 de julio de un total de 19, que junto al período de vacaciones y al incremento de demandantes de prestaciones por la finalización de los contratos de fijos discontinuos en sectores como la educación, "deja en la total impotencia a la plantilla".

Comentarios