martes 17.09.2019

Una sentencia obliga a Autocares Toletum a pagar unos 300.000 euros a 7 conductores

Dicha sentencia del juzgado ratifica un acta de Inspección de Trabajo en contra de la decisión de la Junta de declararla nula

Una sentencia obliga a Autocares Toletum a pagar unos 300.000 euros a 7 conductores
Una sentencia obliga a Autocares Toletum a pagar unos 300.000 euros a 7 conductores

El Juzgado de lo Social de Toledo ha estimado una demanda interpuesta por CCOO Toledo que puede suponer que Autocares Toletum tenga que abonar en torno a unos 300.000 euros a siete conductores por el incumplimiento "muy grave" del convenio laboral, de antigüedad no reconocida a los trabajadores.

Así lo han explicado el secretario provincial de CCOO Toledo, José Luis Arroyo, y el secretario general de Servicios a la Ciudadanía del sindicato, Enrique Clavero, en rueda de prensa donde han confirmado que la sentencia ratifica un acta de Inspección de Trabajo en contra de la decisión de la Junta de declararla nula.

Precisamente, la declaración de nulidad por parte de la Dirección General de la consejería de Economía propició que CCOO presentara la correspondiente demanda, por incumplimiento del convenio colectivo, ante el impago de nóminas y la "coacción" a los trabajadores para que renunciaran a su antigüedad.

Pero, además, y como consecuencia de ello, también por la deuda que correspondería al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), ha añadido Arroyo, sobre una sentencia que ha calificado de "épica", pues el conflicto data de 2007 y se completa por la denuncia de CCOO de impago de unos 20.000 euros en salarios a ocho conductores de Autocares 'El Zamorano' en 2014.

Entonces, se produce la subrogación a Autocares Toletum que, conocedor de las deudas pendientes, asume el pago de 8.000 euros -la quita, por tanto, es de 12.000 euros a cada conductor-, a cambio de que los empleados renuncien, con carácter indefinido, a la antigüedad en sus salarios.

Arroyo ha estimado, en este punto, que "desde entonces, 2015, con la revisión de antigüedad del convenio colectivo, se deberían 48.000 euros al que mas y 36.720 euros al que menos".

El acta de la Inspección ratificó que, con esa renuncia de derechos laborales, se generaba a su vez una deuda con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), al pagar menos cantidades, que Arroyo ha estimado en unos 70.000 euros.

El secretario provincial se ha congratulado de que la sentencia es pionera porque "es la primera vez que en el ámbito de la provincia un Juzgado de lo Social reconoce la legitimación de nuestro sindicato como denunciante en este proceso".

Y Arroyo se ha referido al punto quinto de los Fundamentos de Derecho expuestos en la resolución judicial donde "la jueza señala que no llega a entender cómo es posible que se dejara sin efecto el acta de la inspección en cuanto a la sucesión de la empresa".

En concreto, la subrogación de "todos los elementos de la actividad, concesiones, vehículos, trabajadores" como sucesión de la empresa de 'Viajes Zamorano' a Autocares Toletum, en junio de 2014, y que esta asumía "la deuda como propia".

Y completa la sentencia que "procede considerar que existe sucesión de empresa y que, por ello, hay que dejar sin efecto, declarar nula y revocar la resolución", de 3 de octubre de 2017, de la Junta, y "dar eficacia al acta de la inspección", que calificó como infracción tanto al Estatuto de los Trabajadores como al propio convenio de dejar de abonar la antigüedad con carácter indefinido.

"Esta sentencia garantiza las actuaciones de los inspectores cuando levantan un acta de infracción" frente a la Administración pública, ha concretado Arroyo, quien ha pedido a la Junta que "no recurra" esta sentencia porque haría "el ridículo" y que obligue a la empresa a que "cumpla la ley" de inmediato. 

Más información en vídeos 
Comentarios