La Unidad de Trastornos del Movimiento de Toledo atendió 3.300 consultas en 2023

El director general de Asistencia Sanitaria del Sescam ha presidido la entrega de la acreditación, donde ha destacado la motivación de los profesionales sanitarios para mejorar la calidad de vida de sus pacientes
La Unidad de Trastornos del Movimiento de Toledo atendió 3.300 consultas en 2023
photo_camera La Unidad de Trastornos del Movimiento de Toledo atendió 3.300 consultas en 2023

La Unidad de Trastornos del Movimiento del servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha recibido una de las tres acreditaciones que concede el Grupo de Estudio (GETM) de la Sociedad Española de Neurología (SEN) por su abordaje integral de la enfermedad de Párkinson y otros trastornos de movimiento.

El director general de Asistencia Sanitaria del Sescam, Ibrahim Hernández, ha presidido este miércoles el acto de entrega de esta acreditación junto a la directora gerente del Hospital de Toledo, Sagrario de la Azuela; el jefe de servicio de Neurología, Carlos Marsal; el responsable de las acreditaciones de la SEN, Álvaro Sánchez Ferro; de AbbVie, Amparo Valladares; la responsable de la Unidad, Nuria López y la presidenta de la Asociación de Parkinson de Toledo, María Ángeles González, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Durante el acto de entrega de la acreditación, el director general ha felicitado al servicio de Neurología del Hospital de Toledo por este reconocimiento y por el trabajo desarrollado a lo largo de estos años en beneficio de los pacientes.

"Es muy importante acreditarse y tener reconocimientos en cuestión de calidad, porque al final lo que perseguimos siempre es no solo prestar una atención sanitaria coherente, lógica y dirigida a los pacientes y que cubra sus necesidades, sino que además es muy importante hacerlo con calidad y sabemos que detrás de todo esto hay mucho trabajo, esfuerzo y muchas horas de dedicación", ha remarcado Hernández.

A este respecto, ha indicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está convencido de que la calidad "es un elemento clave y un instrumento de cambio y transformación, de mejora continua, dirigida siempre a conseguir las cosas con excelencia y siempre centrada en los pacientes y en sus necesidades".

"Todo este proceso no sería posible sin la motivación de nuestros profesionales que dedican su trabajo a mejorar la calidad de vida de sus pacientes", ha subrayado Hernández, quien ha destacado que este tipo de acreditaciones pongan el foco en cuestiones como la seguridad del paciente, la humanización de la atención o la gestión que mejore la atención a las personas.

Por su parte, la coordinadora de la Unidad, la doctora Nuria López Ariztegui, ha explicado que el objetivo marcado por la Sociedad Española de Neurología con la acreditación es fomentar la mejora asistencial en beneficio de los pacientes y desarrollar un mapa de Unidades de Trastornos del Movimiento acreditadas y homogeneizar los aspectos asistenciales.

Según ha afirmado la doctora López Ariztegui, la acreditación consiste en un proceso largo que requiere de una auditoría externa "exhaustiva" de la unidad, realizada por dos auditores de la SEN, con el objetivo de identificar aspectos de mejora y llevar a cabo acciones que corrijan deficiencias, repercutiendo, finalmente, en los pacientes. Este trabajo se ha llevado a cabo en estrecha colaboración con la Unidad de Calidad del Hospital de Toledo.

La acreditación de estas unidades evalúa aspectos como la seguridad del paciente, la humanización de la atención, la gestión de la tecnología o el enfoque y gestión que mejore la atención a las personas y a las instituciones. Esto implica que, entre los principales motivos para llevar a cabo un proceso de acreditación, esté el de garantizar a los usuarios un servicio de salud en condiciones óptimas de calidad, humanización y efectividad, lo que redunda en las condiciones de vida de los usuarios.

El servicio de Neurología, dirigido por el doctor Carlos Marsal, cuenta con una consulta monográfica de Parkinson desde el año 1997 con el doctor José Miguel Velázquez y en 2010 pasa a ser coordinada por la doctora Nuria López.

Es a partir de entonces cuando inicia un incremento de cartera de servicios para configurarse como Unidad desde el año 2017, con el objetivo de mejorar el diagnóstico, tratamiento, docencia e investigación en enfermedades que cursen con trastornos del movimiento, así como ofrecer terapias de segunda línea para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

MÁS DE 3.300 CONSULTAS EL AÑO PASADO

En la Unidad se han atendido en el último año un total de 3.363 consultas, de las que 230 fueron nuevos pacientes, 2.081 consultas de trastorno de movimiento donde se atiende pacientes con enfermedad de Parkinson, parkinsonismo y otros trastornos de movimiento y 1.282 en las consultas de infiltración de toxina botulínica para distonía, temblor y espasticidad.

El abordaje integral de las personas con trastorno del movimiento, incluye el inicio y seguimiento de terapias asistidas por dispositivos, estimulación cerebral profunda y bombas de infusión de fármacos cuando no se controlan los síntomas con tratamientos farmacológicos convencionales.

Dada la complejidad de algunas de las enfermedades que se tratan, incluidas dentro del grupo de enfermedades raras, se han creado grupos de trabajo multidisciplinares con otros profesionales del Complejo Hospitalario o de otros centros sanitarios.

En el espíritu de la unidad de colaboración con todos los actores implicados en los trastornos del movimiento está la colaboración con las asociaciones de pacientes, especialmente la Asociación de Parkinson de Toledo con la que se trabaja "estrechamente" desde su fundación.

Comentarios