Los Sindicatos de la Mesa Sectorial del Sescam piden medidas "urgentes" ante las agresiones

Condenan sin paliativos la nueva agresión sufrida por una enfermera, este lunes en Chozas de Canales, y han pedido medidas "urgentes" al Gobierno regional ante "la tercera agresión" a personal sanitario en este mes en la provincia de Toledo
Delegados de los sindicatos integrantes de la Junta de Personal del área 1, se concentran ante la Gerencia de Atención Primaria para expresar su rechazo y condena a todas las agresiones que sufren los profesionales sanitarios en su puesto de trabajo - EFE/Ángeles Visdómine
photo_camera Delegados de los sindicatos integrantes de la Junta de Personal del área 1, se concentran ante la Gerencia de Atención Primaria para expresar su rechazo y condena a todas las agresiones que sufren los profesionales sanitarios en su puesto de trabajo - EFE/Ángeles Visdómine

Los responsables de los siete sindicatos que integran la Mesa Sectorial del Servicio de Salud de Castilla-Las Mancha (Sescam) -Satse, CESM, CSIF, Usicam, Usae, CCOO y UGT-, han condenado sin paliativos la nueva agresión sufrida por una enfermera, este lunes en Chozas de Canales, y han pedido medidas "urgentes" al Gobierno regional.

Es la reflexión unánime ante "la tercera agresión" a personal sanitario en este mes en la provincia de Toledo -antes en Santa Olalla y en el Centro de Salud de Buenavista- con motivo de la concentración que se ha celebrado este miércoles a las puertas del Centro de Salud de Palomarejos.

Inés Pedreño, responsable provincial de Sanidad de UGT, ha rechazado "cualquier tipo de agresión, verbal o física, para cualquiera de nuestros compañeros de cualquier categoría, nivel" y ha pedido "protección" y la actualización de los medios para "un acceso mucho más rápido a la seguridad de todos los trabajadores".

"El profesional sanitario no es la pantalla de los goles de nadie, no necesitamos que nos agredan, y pedimos a la Administración regional que dote de presupuesto a la Atención Primaría, a la Atención Especializada, para poder contar con esos medios de protección", ha validado.

Y, ha expuesto que las gerencias "tienen su responsabilidad" pero, ha clarificado, "realmente es el Gobierno regional el máximo responsable al presupuestar el dinero que va a cada uno de los centros".

También Victoria Gutiérrez, delegada de prevención de la Junta de Personal del CSI-F Toledo, ha llamado a adoptar medidas al Sescam y que "elabore un protocolo claro para defender a sus profesionales" que, con una necesaria dotación económica, "elimine los conflictos entre trabajadores y usuarios, y de una vez por todas los profesionales puedan ir a trabajar sin sentir miedo, por si la van a agredir".

Ha ido más lejos al reflejar que "no sabemos lo que nos vamos a encontrar y hoy estamos totalmente vendidos, ya no sólo por las secuelas físicas, sino las psicológicas, y hay que atajarlo ya y la pelota está en el tejado del Sescam, pues hay muchos cosas que se pueden hacer, pero hay que tener voluntad y hasta ahora el Servicio regional de Salud no lo tiene".

Del mismo modo, la delegada de Atención Primaria del Satse de Toledo, María Jesús López, ha advertido que las últimas cuatro agresiones, la primera tuvo lugar en Menasalbas, "han sido en domicilio y no podemos consentir que nos agredan de esta manera, cuando accedemos a cuidar a la población y ponemos lo mejor de nosotros mismos".

López, que ha pedido más "educación y valores" ha valorado la labor de Enfermería que "está para ayudar, no para que nos peguen, suframos sus frustraciones", para precisar que la enfermera agredida este lunes en Chozas de Canales, "no fue un zarandeo, sino una agresión brutal".

De ahí que haya reclamado a la Administración "medidas, no esperar a que nos golpeen y luego adoptarlas", para poner en marcha un mapeo en la que, a través de un conocimiento más exhaustivo de la población, "quede gravado que unos domicilios pueden ser más conflictivos" y, con ello, "minimizar" el riesgo que se pueda correr "a la hora de acudir a un aviso" domiciliario.

Comentarios