Profesionales de España y Latinoamérica participan en un curso sobre fragilidad

Organizado por el Hospital de Toledo, este primer curso online sobre fragilidad está enfocado a la formación de geriatras sobre el concepto de fragilidad, su diagnóstico y manejo con el fin de homogeneizar conocimientos y actuaciones en distintos países
La doctora Carmen Castillo, geriatra del Hospital 'Virgen del Valle' e investigadora del estudio 'Toledo para el Envejecimiento Saludable'
photo_camera La doctora Carmen Castillo, geriatra del Hospital 'Virgen del Valle' e investigadora del estudio 'Toledo para el Envejecimiento Saludable'

El servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha organizado junto al Hospital Memorial Health System de Florida y la Universidad Peruana Cayetano Heredia, el I Curso Internacional sobre Fragilidad, en el que participan cerca de 500 profesionales de España y Latinoamérica.

La doctora Carmen Castillo, geriatra del Hospital Virgen del Valle e investigadora del Estudio Toledo para el Envejecimiento Saludable, ha organizado junto a los doctores Jorge Ruiz y Tania Tello este curso online con ponentes expertos de España, Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá, para la formación de médicos geriatras sobre el concepto de fragilidad, su diagnóstico y manejo con el fin de homogeneizar conocimientos y actuaciones en distintos países.

Se trata del primer curso en lengua española de estas características, que se ha llevado a cabo durante todo el mes de febrero con gran éxito de participación, en el que se han tratado asuntos como el Estudio Toledo para el envejecimiento saludable, caídas, fracturas, determinantes sociales de la fragilidad, el ejercicio y la actividad física, la atención en domicilio del paciente adulto mayor frágil, entre otros.

La doctora Castillo ha señalado que la fragilidad es el síndrome inherente al envejecimiento más frecuente. Además, es el mejor predictor de discapacidad y los estudios demuestran que es reversible en buena parte de los casos, según ha informado la Junta en nota de prensa.

ESTUDIO TOLEDO

El Estudio Toledo es un estudio observacional ideado para profundizar en la investigación sobre el envejecimiento elaborado por el servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Toledo y por el servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad, en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (Ciberfes).

Está orientado al estudio de los distintos modelos de fragilidad y envejecimiento saludable, sus determinantes sociales, clínicos, fisiopatológicos y genéticos así como a identificar la relación entre estilos de vida, fragilidad, enfermedades crónicas y discapacidad.

La muestra indica que un 8,4 por ciento de los mayores son frágiles y un 41 por ciento prefrágiles. La frecuencia de la fragilidad va creciendo con la edad pasando del dos por ciento a los 65-70 años, a más del 15 por ciento superados los 70, lo que representa un alto impacto en la población mayor.

Además de con la edad, la fragilidad se relaciona con la presencia de enfermedades neurológicas como la demencia, el parkinsonismo, los accidentes cerebrovasculares, el trastorno cognitivo o depresivo y otras enfermedades como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y lo más importante del síndrome es que resulta modificable y reversible mediante intervenciones de salud.

Respecto a las tasas de discapacidad, el principal hallazgo del Estudio es que en comparación con los resultados obtenido en análisis realizados hace 15 años y ajustando por edad se constata una disminución del 20 por ciento en la tasa bruta de discapacidad en actividades básicas de la vida diaria.

Los datos de este Estudio longitudinal realizado en el Partido Judicial de Toledo son el resultado de la petición de datos sociodemográficos, de función y actividad, de calidad de vida, de cognición y estado de ánimo, de enfermedad y rendimiento motor lo que ha posibilitado extraer una imagen muy exacta sobre la salud de nuestros mayores.

La doctora Castillo indica que "a lo largo de 17 años el servicio de Geriatría ha evaluado a más de 4.000 personas mayores de 65 años. La información recogida en este tiempo ha servido para ayudar a comprender mejor el proceso de envejecer y gracias al esfuerzo y colaboración de los castellanomanchegos tenemos uno de los mejores estudios europeos sobre envejecimiento, que ha puesto a nuestra región en un lugar de privilegio en la investigación sobre envejecimiento".

Castilla-La Mancha trabaja en tres estudios de investigación sobre fragilidad con pacientes crónicos. Estas tres líneas de investigación son el Estudio Toledo, liderado por el jefe de servicio de Geriatría del Hospital de Toledo, doctor Francisco José García, el Estudio Fradea, liderado por el jefe de servicio de Geriatría del Hospital de Albacete, doctor Pedro Abizanda, y Exernet, con el profesor Ignacio Ara, de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Comentarios