martes 9/3/21

El servicio de Endocrinología y Nutrición inicia actividad en el nuevo Hospital de Toledo

- El plan de traslado continuará en las próximas semanas con las consultas de Dermatología, Digestivo, Neumología, Neurología para finalizar con el servicio de Pediatría y sus especialidades.

- Desde el inicio de la actividad, el pasado 30 de noviembre, han sido atendidos en el Hospital Universitario de Toledo un total de 5.273 pacientes.

El servicio de Endocrinología y Nutrición inicia actividad en el nuevo Hospital de Toledo
El servicio de Endocrinología y Nutrición inicia actividad en el nuevo Hospital de Toledo

El servicio de Endocrinología y Nutrición ha iniciado este lunes la actividad asistencial en el Hospital Universitario de Toledo, en cuyas dependencias ya han sido atendidas 5.273 pacientes desde el pasado 30 de noviembre.

Las consultas de Endocrinología y Nutrición están ubicadas en la segunda planta del edificio B, con entrada desde el lateral, situada en el área de Rehabilitación, ha informado este lunes en una nota de prensa la Consejería de Sanidad.

Asimismo, ha indicado que el acceso se realizará por la rampa desde la calle Río Guadiana en el caso de peatones y, si es en coche, por una de las entradas habilitadas para los vehículos hasta el aparcamiento situado en la superficie.

Sanidad ha explicado que el servicio de Endocrinología, dirigido por el doctor Miguel Ángel Carrasco, cuenta con seis locales de consulta médica y dos de enfermería, y mantiene dos consultas médicas y una de enfermería en el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento (CEDT) de Toledo, así como en los CEDT de Illescas, Ocaña y Torrijos.

Este servicio lo componen once facultativos especialistas y un médico residente por año, siete profesionales de Enfermería, un podólogo, una diplomada universitaria en nutrición y seis técnicos en cuidados auxiliares de enfermería.

La actividad de esta especialidad se centra en la atención a pacientes con alteraciones de las glándulas de secreción interna (endocrinas) y sus hormonas, del metabolismo y de la nutrición.

En la mayoría de los casos los pacientes son crónicos y, gracias a los importantes avances científicos y técnicos de los últimos años, pueden ser controlados de forma ambulatoria.

De hecho, la atención ambulatoria ocupa aproximadamente un 80 por ciento de la actividad del servicio: la gran mayoría son consultas médicas -5.571 primeras, de un total de 26.560 en el último año-, sobre todo generales.

Otras son específicas -monográficas, 4.560 en el último año- para casos más singulares de nutrición, trastornos de comportamiento alimentario, patología hipotálamo-hipofisaria, aplicación de nuevas tecnologías a diabetes tipo 1 de difícil control, oncología especial tiroidea, consultas telemáticas con Atención Primaria para valoración de patología nodular tiroidea y diabetes en el embarazo, en colaboración con Obstetricia.

Cuenta con un podólogo, con apoyo médico, que atiende más de mil pacientes al año en una unidad multidisciplinar de “pie diabético”, en colaboración con el servicio de Cirugía Vascular del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo.

Las consultas de Enfermería, que el pasado año atendieron a 6.122 pacientes, son también mayoritariamente generales, centrándose en técnicas de educación sanitaria, especialmente en nutrición, autocuidados y nuevas tecnologías aplicadas a pacientes con diabetes.

Asimismo, desde la unidad de Nutrición se realiza la valoración y seguimiento telemático de tratamientos nutricionales en pacientes en residencias.

En cuanto a la hospitalización, representa alrededor del 20 por ciento, motivada por enfermedades endocrino-metabólicas y, mayoritariamente, asistencia a personas ingresadas por otras patologías en otros servicios, con descompensación de un trastorno endocrino o nutricional, conocido o no, incluyendo el tratamiento nutricional artificial en hospitalización de adultos.

El servicio fomenta la formación continuada, docencia e investigación, con presencia en los foros nacionales e internacionales de la especialidad, con el fin de aumentar las prestaciones asistenciales que se prestan a los pacientes.

El pasado 30 de noviembre el Hospital Universitario de Toledo comenzó a recibir a los primeros pacientes y, desde entonces, 5.273 han sido atendidos en las nuevas instalaciones.

Rehabilitación fue el primer servicio en comenzar su actividad en el nuevo centro hospitalario para seguir con Reumatología y Medicina Interna.

Las próximas semanas continuará el cronograma diseñado por el gobierno regional, con el traslado de las consultas de Dermatología, Digestivo, Neumología y Neurología para finalizar con Pediatría y sus especialidades

Comentarios