domingo 15.12.2019

Sánchez (PSOE) se compromete a "luchar contra la corrupción y por la regeneración democrática"

El líder socialista y presidente del Gobierno de España pide la "suma de todas las voluntades" para el PSOE porque puede sumar "más que las tres derechas"

Pedro Sánchez (PSOE) se compromete a "luchar contra la corrupción y por la regeneración democrática"
Pedro Sánchez (PSOE) se compromete a "luchar contra la corrupción y por la regeneración democrática"

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido este viernes a "luchar contra la corrupción y por la regeneración democrática", al tiempo que ha criticado que se haya utilizado "un grupo de policías corruptos" para "espiar a adversarios políticos".

En un acto de precampaña en Toledo, Sánchez ha afeado el espionaje del que fue víctima el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y ha formulado este compromiso el mismo día en que ha dimitido el director general de Información Nacional de Moncloa, Roberto Pozas, por la documentación que tenía en su poder el excomisario José Manuel Villarejo sobre el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Tras incidir en que presentó la moción de censura contra el gobierno presidido por Mariano Rajoy para ofrecer "una salida política" a la situación que se generó tras la sentencia del Supremo por el caso Gürtel, ha declarado que "este gobierno va a luchar contra la corrupción y por la regeneración democrática".

Sánchez ha subrayado en varias ocasiones que la moción de censura es un artículo recogido en la Constitución Española y, por ello, ha lamentado que se le haya tachado de "presidente ilegítimo" o "golpista", si bien ha considerado que hay partidos que "no tienen un problema en cómo gobierna el PSOE, sino que el problema es que gobierna el PSOE".

Ha explicado que cuando presentó la moción de censura no pidió nada a cambio al resto de grupos de apoyaron su iniciativa, sino que el PSOE "solo ofrecía una alternativa" y ha recordado que en el debate de la moción de censura le propuso a Rajoy que si dimitía, retiraba la moción de censura, por lo que ha concluido que "si hay un responsable de que la moción de censura fructificara" fue el PP por "no asumir en primera persona los casos de corrupción".

En segundo lugar, a juicio de Sánchez, también tuvo responsabilidad "el partido que decía que había venido a renovar" la política del país, en alusión a Ciudadanos, al que ha criticado su propuesta de "cordón sanitario" al PSOE, pues ha reivindicado que ha sido con gobiernos socialistas cuando más se ha avanzado en el Estado de Bienestar y que fue un gobierno del PSOE el que derrotó a ETA.

Por ello, ha criticado que le acusen de haber pactado con los independentistas catalanes para que apoyaran su moción de censura y ha propuesto ir "al absurdo" preguntándose, siguiendo el argumento de PP y Cs, si los independentistas no hubieran votado a favor supondría que "habían pactado con ellos".

En cualquier caso, ha defendido que en sus meses de gobierno se han adoptado medidas como la recuperación de la sanidad universal o la subida de las pensiones y ha reprochado que el PP haya votado en contra de los decretos que se presentaron a la Diputación Permanente del Congreso este miércoles.

En particular, se ha mostrado crítico con el rechazo del PP al decreto que permite al Estado "pertrecharse de mecanismos" que le permitan responder ante el desafío de la salida del Reino Unido de la UE, e incluso lo ha tachado de "deslealtad".

De cara a las próximas elecciones, ha advertido de que hay "un peligro real" de que en el conjunto del país pase lo que en Andalucía, donde a pesar de que el PSOE fue la fuerza más votada, PP, Cs y Vox alcanzaron un acuerdo para que los dos primeros formaran gobierno.

Por ello, Sánchez ha pedido la confianza a los que "siempre han estado ahí", a los votantes del PSOE que dejaron de serlo y a aquellos que nunca les han votado pero creen que es el "único partido" que puede "garantizar la estabilidad del país".

Ante un auditorio de unas mil personas, Sánchez ha apelado "a la buena gente, que "no roba, no espía, no deja tirada a la gente que sufre y no insulta" y se ha propuesto representarles.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, coincidiendo en que este viernes se ha hecho pública la sentencia del Tribunal Supremo que anula varios puntos del Plan del Tajo y del Segura, ha reivindicado ante Sánchez un acuerdo en el que el agua pueda ser "para todos, ellos y nosotros" y en el que el río Tajo "pueda llamarse río".

El presidente castellano-manchego ha asegurado que no quiere enfrentamiento con el Levante, sino que quiere un acuerdo de verdad y "no una traición" como el memorándum que hizo Cospedal. 

Más información en vídeos 
Comentarios