Recogen más de 70.000 firmas para pedir la abolición de una tradición medieval

Un momento de la tradición medieval 'correr los gansos', una fiesta que se celebra cada 25 de julio desde hace, al menos, 400 años, en El Carpio de Tajo (Toledo) - EFE/José Angel
photo_camera Un momento de la tradición medieval 'correr los gansos', una fiesta que se celebra cada 25 de julio desde hace, al menos, 400 años, en El Carpio de Tajo (Toledo) - EFE/José Angel

Change.org ha registrado más de 70.000 firmas de apoyo a una petición que solicita la abolición de la tradición medieval "correr los gansos", una fiesta que se celebra en el municipio toledano de El Carpio de Tajo y que consiste en decapitar a estos animales, ya muertos, desde un caballo a la carrera.

Para ello, se colocan dos palos altos en el centro de la plaza de la localidad que se unen por una soga donde se ata por las patas a una serie de gansos previamente sacrificados.

Esta práctica se realiza con jinetes a caballo enjaezados que, uno a uno, tratan de arrancar sus cabezas con la mano al pasar por debajo de los animales.

La impulsora de esta petición, Carmen Córdoba, alega en la misma que este ritual, que ha tachado de "monstruoso", se realiza con el patrocinio del Ayuntamiento de El Carpio y con el beneplácito de la Iglesia que, en su opinión, "debería ser la primera en liderar el fin de esta fiesta de sangre y muerte".

Asimismo, lamenta que la escena sea presenciada por niños y pide que se aleje a la infancia de la participación y observación de actos y espectáculos que supongan el sufrimiento y maltrato a los animales para conseguir una sociedad futura que rechace cualquier forma de violencia "sea quien sea la víctima".

A pesar de ello, la fiesta se ha desarrollado hoy, por ser el día de Santiago Apóstol, sin ningún tipo de incidente y todos los vecinos del municipio consultados por Efe se han mostrado a favor de continuar con esta tradición.

Por su parte, el presidente de la Hermandad de Santiago Apóstol, Jesús Collado, no ha querido dar importancia a esta petición y ha asegurado que están "muy tranquilos".

"Siempre ha sido así y seguirá siéndolo y lo que queremos es que la fiesta salga lo mejor posible", ha afirmado Collado, quien ha agregado que se trata de una tradición religiosa "muy vistosa" que cada año "va a más".

También el alcalde, Germán Jiménez, ha señalado a Efe que en el Ayuntamiento no han recibido ningún documento ni petición oficial que solicite la abolición de esta práctica.

La fiesta consiste en una serie de carreras lideradas por el hermano mayor, que va solo portando el estandarte, y se repiten tres veces a lo largo del día: a las 10:00 horas, a las 13:00 y a las 19:00 horas.

En ellas, los participantes, que deben ser descendientes del pueblo, han de ir en pareja, cada uno a lomos de su caballo, y correr al galope abrazados y lo más juntos posible.

Es al término de la última carrera cuando comienza la práctica denominada 'correr los gansos' y en esta ocasión los caballistas participan uno a uno para tratar de conseguir la cabeza de los animales.

La fiesta data de 1584, cuando un capitán de los tercios de Flandes, Martín Fernández de Olmedo, procedió a hacer este tipo de carreras a modo de entrenamiento militar con sus soldados para que ganaran destreza a lomos del caballo, con el fin de que cuando llegara la hora de la batalla estuvieran ágiles y hábiles.

El Carpio de Tajo está hermanado con una localidad alemana, Höntrop, que tiene la misma costumbre.

Comentarios