El Arzobispado tilda de "netamente religioso" el acto con Blas Piñar en una iglesia toledana

Lo sitúa como una "práctica común" que quiso hacer un general retirado como cofrade de la Hermandad. El alcalde de Toledo resta importancia a la imposición del fajín del general a la Virgen de la Alegría
El Arzobispado tilda de "netamente religioso" el acto con Blas Piñar en una iglesia toledana
photo_camera El Arzobispado tilda de "netamente religioso" el acto con Blas Piñar en una iglesia toledana

El Arzobispado de Toledo, tras la "polémica" suscitada después de que en la Iglesia de San Andrés de la ciudad este domingo se impusiera el fajín del general Blas Piñar a la Virgen de la Alegría, ha lamentado y rechazado "cualquier lectura política partidista de una celebración religiosa", señalando que se trataba de un acto "netamente religioso" con la presencia de un general retirado como cofrade de la Hermandad.

Así ha reaccionado en un comunicado el Arzobispado, después de que varios medios se hicieran eco de esta celebración, donde se impuso el fajín rojo del general retirado Blas Piñar Gutiérrez --hijo, con el mismo nombre, del fundador de la ultraderechista Fuerza Nueva-- a la imagen religiosa titular, en presencia del propio militar y de concejales y concejalas del equipo de Gobierno toledano de PP y Vox.

Asimismo, señalan que desde el Arzobispado desconocía tanto el acto de aceptación del exvoto para la Virgen de la Alegría como las supuestas quejas consiguientes de algunos cofrades que "refieren los medios".

"En conversaciones con el párroco y la directiva de la Hermandad, han aclarado que se trataba de un acto netamente religioso sin ninguna connotación política. La aceptación de exvotos ofrecidos a las imágenes de la Virgen es una práctica común que han llevado a cabo profesionales de diversa índole (deportistas, toreros, artistas...) y que, en este caso, quiso hacer un militar retirado como cofrade de la Hermandad, con aceptación de la junta directiva de la misma", han justificado desde la institución arzobispal.

Finalmente, defiende que la Virgen María es madre de todos los creyentes y ruega "que se evite toda actitud que sitúe en el centro de una polémica a aquella que se preocupa sobre todo por la unidad de sus hijos en torno a la paz de Jesucristo".

EL ALCALDE RESTA IMPORTANCIA

Por su parte, el alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, ha restado importancia a la imposición del fajín del general a la Virgen de la Alegría.

Preguntado al respecto en la presentación de la Campaña de Apoyo al Comercio Local de Toledo 'Tu barrio, Tu gente' en el Mercadito Panamá & Baeza, Velázquez se ha sumado a las palabras del Arzobispado. "Ha estado muy acertado", ha apuntado.

El alcalde considera "estéril" la polémica generada por este acto que ha sido calificado por el Arzobispado como "netamente religioso".

"Quien quiera buscar cuestiones políticas en una actividad que se viene celebrando de manera tradicional durante muchísimos años, y ahí están las crónicas, para saber que es una actividad completamente ordinaria de las hermandades en la ciudad de Toledo, pues bueno, es tratar de querer hablar de lo que no se quiere hablar", ha indicado.

A él --ha aseverado-- le parece "mucho más importante" lo que hay este domingo, en referencia al acto convocado por el PP contra la amnistía. "Me gustaría que aquellas personas que están tratando de alimentar polémicas estériles y tratando de politizar actos que tienen un mero carácter religioso, se manifestaran públicamente en relación a qué van a hacer con la amnistía. Si les parece bien o no".

"No van a encontrar en este ayuntamiento un equipo de Gobierno que alimente polémicas estériles y sí que trabaje de la mano de los empresarios y ciudadanos", ha zanjado el tema.

Comentarios