Fedeto cree que las palabras del ministro Garzón rozan "la estupidez y la mala fe"

Fedeto ha considerado que la "insensatez del ministro debe ser contestada por las autoridades de Castilla-La Mancha competentes en materia de salud pública, bienestar animal y medioambiente" pues "no deben permitir que un ataque de estas características quede sin una rápida, clara y contundente respuesta"
El secretario general de la Federación de Empresarios de Toledo (Fedeto), Manuel Madruga, durante la entrevista - EFE/Ismael Herrero
photo_camera El secretario general de la Federación de Empresarios de Toledo (Fedeto), Manuel Madruga - Archivo

La Federación de Empresarios de Toledo, Fedeto, ha expresado su rechazo a las críticas del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al sector cárnico del país, que ha tachado de "estupidez y mala fe".

En un comunicado remitido este miércoles, Fedeto se ha referido a las declaraciones de Garzón en una entrevista al diario británico 'The Guardian' sobre la calidad de la carne y ha reprobado que el ministro "una vez más haya realizado unas declaraciones imprudentes, irresponsables y que suponen un atentado de incalculables consecuencias contra el sector agroalimentario de la provincia de Toledo, de Castilla-La Mancha y de España".

La organización empresarial toledana ha pedido el "cese de forma fulminante" del ministro y que "rectifique de forma inmediata, pida disculpas al sector agroalimentario y garantice que no volverá a pronunciarse sin pruebas" por declarar que "las cabezas de ganado en España contaminan, son de mala calidad y son objeto de maltrato", lo que Fedeto estima que es ·una mentira deleznable que constituye una afirmación ridícula que roza la estupidez y la mala fe".

Además, ha criticado que las palabras del ministro "son una infamia y revelan que desconoce absolutamente la realidad del sector al que se refiere" a la vez que sobrepasan la libertad de expresión "ya que parece acusar al sector de delitos muy concretos", como provocar o realizar directa o indirectamente emisiones y vertidos en el suelo o las aguas, maltrato animal o poner en el mercado carne de mala calidad.

Fedeto ha considerado que la "insensatez del ministro debe ser contestada por las autoridades de Castilla-La Mancha competentes en materia de salud pública, bienestar animal y medioambiente" pues "no deben permitir que un ataque de estas características quede sin una rápida, clara y contundente respuesta".

Asimismo, ha subrayado que las declaraciones de Garzón "dañan el prestigio internacional de la ganadería española lo que implica poner en tela de juicio a los productos agroalimentarios de España y, en consecuencia, dañando directamente a uno de los pilares más importantes del producto interior bruto". 

Comentarios