miércoles 4/8/21

Ayuntamiento de Toledo aprueba la moción de apoyo al 8M con el voto en contra de Vox

El equipo de Gobierno acusa a Agustín Conde de dejar escapar la Base Logística Militar cuando estuve al frente de la Secretaría de Defensa
La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, presidiendo el Pleno del Consistorio
La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, presidiendo el Pleno del Consistorio

El pleno del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado este jueves una moción que, de cara a la próxima celebración del 8 de Marzo, cierra filas contra las violencias machistas y se compromete a cerrar locales donde se consume prostitución. Esta iniciativa, auspiciada por el PSOE y Izquierda Unida-Podemos, ha contado con el apoyo de PP y Cs y del edil no adscrito --antiguo concejal de Vox--, de tal modo que la única concejala que la formación de Santiago Abascal tiene en la ciudad, María de los Ángeles Ramos, se ha quedado sola con sus argumentos negacionistas.

En dicho texto, el pleno toledano asume la realización de un plan "para el cierre de locales donde se consume prostitución con independencia de la licencia de actividad bajo la que operen".

"Dicho plan debe contemplar la emergencia sanitaria, la protección de las mujeres y la articulación de medidas de protección, alternativas habitacionales, asistencia sanitaria y planes de inclusión laboral con una metodología de evaluación y seguimiento" reza la moción, que también aboga por desarrollar políticas encaminadas a la abolición de la prostitución, como "forma extrema de violencia de género".

Para ello, Toledo ejecutará políticas activas para erradicar todas las formas que tenga relación con la explotación sexual, con especial atención a las ordenanzas de publicidad y todas aquellas que de forma directa o indirecta permitan o faciliten el desarrollo de actividades encaminadas a dicha explotación. El Ayuntamiento, de igual modo, velará por que en los medios de publicidad municipal no exista publicidad discriminatoria o denigrante hacia las mujeres.

El edil no adscrito Luis Miguel Núñez, que ha defendido que el "feminismo bien entendido" busca la igualdad real entre hombre y mujeres, sin criminalizar ni demonizar al otro por el mero hecho de ser de un sexo distinto, ha incidido en la necesidad de trabajar para este objetivo, pero no cayendo en "el peligro de los radicalismos sectarios", tanto el que niega la violencia contra las mujeres, como el que "promueve el odio y criminalizción del varón hasta el punto de tacharle como potencial criminal".

EL CHIRINGUITO DE LA IZQUIERDA PARA EXPOLIAR

De su lado, María de los Ángeles Ramos ha asegurado que Vox está con las mujeres "abandonadas por el feminismo sectario" y rechaza la desigualdad y discriminación que el "consenso progre ha querido convertir en dogma". "Por intereses de la izquierda se ha creado un falso revanchismo que les sirve para expoliar el dinero público", ha asegurado la representante del partido de Abascal que, si bien no ha condenado la violencia machista, sí se ha acordado de sufrimientos de las mujeres y las niñas que viven en "países donde la religión controla el estado".

Dicho esto, ha advertido de que su formación no permitirá que "se presente ningún chiringuito feminista supremacista y mucho menos que una ministra nos diga qué tenemos que estudiar y ser científicas".

Mientras, el portavoz de Ciudadanos, Estaban Paños, ha admitido que en este campo queda mucho trabajo por hacer y es necesario "ponerse manos a la obra", "pero no desde la radicalidad ni la unilateralidad, sino desde el consenso". De igual modo, ha incidido en la necesidad, desde la política local, de eliminar la violencia machista y trabajar para erradicar prostitución.

Por su parte, la representante de Izquierda Unida-Podemos, Olga Ábalos, que ha recordado a las 10 víctimas de violencia machista de este 2021, ha mostrado su rechazo a la "mercantilizcación del cuerpo femenino", por ser cuestión de clase y género, al tiempo que ha reivindicado la abolición de la prostitución y mostrado su oposición a legalizar los úteros de alquiler.

La edil del PP Amparo Granell, pese a que su grupo se ha sumado a la moción de PSOE e Izquierda Unida-Podemos, ha lamentado que hayan presentado un texto "ideológico que solo recoge las aspiraciones caducas de la izquierda más sectaria", perdiendo la oportunidad de que el contenido de la propuesta emanase del Consejo Local de la Mujer.

Ha sido la edil de Igualdad, Ana Belén Abellán, la encargada de cerrar este debate, reprochando a la edil de Vox que no haya condenado la violencia machista que sufren todas las mujeres del mundo, pero si eleve al pleno de este jueves una moción para condenar la violencia sufrida por su partido en Cataluña.

SÍ A AYUDAR AL ESTADO CON LOS FONDOS EUROPEOS

De igual modo, el PSOE, con el apoyo de Izquierda Unida-Podemos y el edil no adscrito, ha sacado adelante una moción por la que Toledo apoyará Estado español en su tarea de captación, planificación y gestión de los Fondos Europeos para la Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Si el edil no adscrito ha dicho que esta cuestión no tendría que generar controversia, pues es preciso anteponer los intereses ciudadanos por encima de los partidistas, los representantes de Cs, Vox y PP han coincidido en rechazarla a fin de no rendir "pleitesía" a Pedro Sánchez sin hacer ni una solo mención a la ciudad.

Por contra, la federación de izquierdas sí ha dado su apoyo pero
confiando en que esos fondos sirvan para que Toledo cambie el modelo productivo, hasta hoy basado en el turismo, y le permita dotarse de una estrategia industrial, sostenible, sostenida, feminista y ecosocial.

El edil de Promoción Económica y Empleo, Francisco Rueda, ha cerrado este debate, rechazando una transaccional de Ciudadanos que, para apoyar el texto, exigía incluir en el que el reparto de fondos se haga siguiendo criterios técnicos.

AGUSTÍN CONDE Y LA BASE LOGÍSTICA

Los ediles toledanos también han debatido sobre la moción con la que el PP pretendía instar al Ministerio de Defensa a que remitiera al Ayuntamiento de Toledo todos los informes que le han llevado a declinar que la Base Logística Militar del Ejército de Tierra se ubique en la capital regional.

Ha sido la portavoz 'popular' Claudia Alonso quien, tras defender que esta infraestructura hubiera creado 1.600 empleos y hubiera reportado 4.000 nuevos habitantes a la ciudad, ha reclamado a la alcaldesa, Milagros Tolón, que pregunte al Ministerio por qué ha asestado "este mazazo" a Toledo cuando la Secretaria de Estado eligió la ciudad como lugar ideal. Este argumento ha sido apoyado por Ciudadanos, que también ha pedido explicaciones.

Si el edil no adscrito ha invitado a Alonso a acudir a los tribunales si intuye que en la decisión "hay prevaricación o dedazo", la concejala de Vox, que ha acusado al PSOE de gobernar con asesinos, ha lamentado que el equipo de Gobierno no haya luchado por revertir la decisión, avanzado que "llegará hasta final para pedir explicaciones y responsabilidades".

Después de que el portavoz de Izquierda Unida-Podemos haya asegurado que el PP peca de "chovinismo pequeñito y autárquico", invitándole a pelear por nuevos centros logísticos, el responsable municipal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, ha asegurado que el equipo de Gobierno se siente "pesaroso" por la decisión del Ministerio.

"A Toledo no le han quitado nada porque nunca lo ha tenido", le ha espetado a la portavoz del PP, al tiempo que, de forma velada, ha acusado al toledano Agustín Conde de dejar escapar dicha Base Logística para la ciudad, pues fue quién estableció los criterios cuando estaba al frente de la Secretaría de Defensa durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

VIOLENCIA CONTRA VOX EN CATALUÑA

Tampoco ha prosperado la declaración en contra de la violencia sufrida por Vox en Cataluña que la edil toledana de esta formación ha elevado al pleno. Pese a contar con el apoyo de PP y Cs, la mayoría sumada por PSOE, Izquierda Unida-Podemos y el edil no adscrito ha hecho que este texto no prosperase.

Comentarios