Ordenan el 'inmediato sacrificio' de uno de los perros aislados por la rabia

La consejería de Agricultura ha ordenado el "inmediato sacrificio" de uno de siete perros que permanecían aislados por haber estado en contacto con el que mordió a cuatro menores el pasado día 1 en Toledo y que padecía esta enfermedad contagiosa.

Según la resolución del departamento que dirige María Luisa Soriano y que hoy publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, el perro, que está en un centro de aislamiento en Numancia de la Sagra y es propiedad de la asociación de defensa animal Apadat, el sacrificio se deberá hacer sin que suponga angustia, ansiedad o sufrimiento para el animal.

Aunque el perro está vacunado contra la rabia, padece una enfermedad crónica que hace que sus defensas estén bajas, por lo que se ha ordenado su sacrificio para evitar riesgos y según lo establecido en el plan de contingencia para evitar la propagación de la enfermedad.

Comentarios