miércoles 8/12/21

La Policía Nacional ha detenido a once personas, siete hombres y cuatro mujeres, como miembros de una organización delictiva que se dedicaba a robar en viviendas de ancianos haciéndose pasar por operarios de compañías de revisión de agua y gas.

Según ha informado este cuerpo en una nota, la investigación se inició después de que fueran detectadas ingentes ventas de oro de un mismo ciudadano en diferentes establecimientos de compra de este metal en Benidorm, Alicante y Madrid.

Las pesquisas llevaron a los agentes a plantearse la hipótesis de que esta persona podría ser miembro de una organización dedicada a robar en viviendas para posteriormente vender los artículos sustraídos, principalmente relojes, colgantes y anillos, en este tipo de comercios.

El modus operandi de los detenidos consistía en ubicar, en primer lugar, las viviendas, principalmente en Alicante y Valencia, que pudieran estar ocupadas únicamente por personas de avanzada edad.

Cuando se aseguraban de que estaban a solas, llamaban a la puerta, se identificaban como operarios de estas empresas de agua o gas y, mientras uno distraía al inquilino, el otro registraba el domicilio y se apropiaba de dinero, joyas, relojes, colgantes y anillos.

En aquellas ocasiones en las que las víctimas sospechaban, los ladrones no dudaban en intimidarlas, llegando incluso a encerrarlos en alguna habitación mientras saqueaban la vivienda.

Pero en otros casos, las víctimas no eran conscientes de que habían sido objeto de un robo y se limitaban a pensar que habrían perdido las joyas o que, simplemente, no recordaban el lugar donde las guardaron, por lo que no denunciaban los hechos.

Tras las detenciones de los once miembros, que tuvieron lugar en agosto y entre Benidorm y Villajoyosa, los agentes de policía realizaron un total de cuatro registros domiciliarios, tres en los municipios arriba mencionados y otro en Talavera de la Reina (Toledo).

También en diversas tiendas de compro-oro de distintas ciudades, donde se intervino el dinero en efectivo y multitud de joyas que no habían sido vendidas aún.

Con esta operación, que ha sido llevada de manera conjunta por la Brigada de Policía Judicial de Alicante, Benidorm y Toledo, se han esclarecido hasta el momento cinco robos en domicilios entre Alicante y Valencia.

La Policía Nacional recomienda a la ciudadanía que, en caso de recibir la visita de una supuesta revisión, comprueben con la empresa suministradora si han sido ellos quienes han enviado a los técnicos antes de permitir la entrada a la vivienda.

En caso de haber sido víctima de esta organización, los afectados pueden contactar con el grupo de investigación, entre las 09:30 y 13:30 horas en el teléfono 965148927, al objeto de mostrarles las joyas recuperadas.

Comentarios