sábado 15/5/21

Una obra atribuida a Picasso se expone en el Centro Cultural San Clemente

La obra ha superado el estudio pericial de la empresa VeriArt, de Santiago de Chile
Una obra atribuida a Picasso se expone en el Centro Cultural San Clemente de Toledo
Una obra atribuida a Picasso se expone en el Centro Cultural San Clemente de Toledo

La Diputación de Toledo expone en el Centro Cultural San Clemente de la capital la obra inédita titulada “Estuche para dos violines”, atribuida a Pablo Ruiz Picasso, y que ha sido cedida por el propietario, Marcos Salazar Ruiz, artista plástico venezolano residente en Toledo, para que pueda ser disfrutada por los visitantes.

La vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación, Ana Gómez, y la diputada de Educación y Cultura, Cristina Cebas, han visitado este martes la obra junto a su propietario, quien les ha trasladado las vicisitudes de la obra, heredada de su padre, que la adquirió entre los años 1954 y 1955.

Marcos Salazar ha explicado que la obra atribuida a Picasso habitaba en un baúl en el maletero de un apartamento en Caracas (Venezuela), y que fue rescatada por él y traída a España, donde ya ha sido expuesta por espacio de un año en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, informa la Diputación.

La institución ha alcanzado un acuerdo con el propietario de la obra para su exposición en San Clemente por un tiempo inicial de 12 meses, en los que se podrá disfrutar de un collage que la empresa de estudios periciales Veri Art, de Santiago de Chile, atribuye claramente al pintor español nacido en Málaga y considerado uno de los creadores del cubismo.

Esa empresa pericial confirma que la firma de la obra, tras un exhaustivo estudio grafológico pericial, cumple con las características morfológicas necesarias para afirmar que corresponde con la de Pablo Ruiz Picasso, aunque la misma no tiene el reconocimiento del Picasso Authentification Committee, encargado de autentificar las obras del artista.

Ante la importancia artística de esta obra de arte, a pesar de no contar con la autentificación oficial del Picasso Authentification Committee, y ante el valor de la misma, la Diputación la ha incorporado a su centro de exposiciones para que pueda ser disfrutada y valorada por todos los aficionados del genial pintor y escultor español.

La obra en cuestión es un collage que ocupa las dos mitades de un estuche para dos violines, representando un violinista, en el interior de la tapa de la funda, realizado con recortes de periódico, cartones ondulados, portadas de libros y trazos de pintura negra, y el contorno de dos violines, recortados en una chapa de madera, pintados con trazos negros, rojos y blancos, y que contiene la firma del autor.

Los dos violines están realizados con madera de pino en el anverso y de álamo en el reverso; ambas sin barnizar y con el anverso pintado. Picasso usó estos tipos de maderas en varias esculturas, como una Naturaleza muerta realizada en 1914.

El estudio realizado por la empresa VeriArt establece que la obra debió realizarse en torno a 1914-1915, fecha justificada por los fragmentos de libros y prensa utilizados en ella, así como por el estilo artístico con la que está realizada: el cubismo sintético.

Este estilo protagonizó el panorama artístico parisino, desde 1912 hasta 1920, y fue inventado por George Braque, junto con Picasso, que consiste en pegar fragmentos de papeles impresos (periódicos, libros), cartones o elementos decorativos sobre una base para crear una obra de arte, que podrá imitar a la realidad.

La figura del violinista está constituida por piezas de cartón corrugado y varios fragmentos de publicaciones: una sección de Le Petit Journal, publicado el 14 de enero de 1893, que correspondería a una parte del torso; un fragmento de la portada de las Historias de Ruiz de Alarcón, publicadas en 1914, y que fue puesta con el reverso hacia arriba y sobre la que se dibuja una de las manos del violinista; y varios fragmentos de la portada de Zizi. Historia de un gorrión de París, fechada en 1892, que conforman partes del rostro y el puño de una de las mangas.

Comentarios