jueves 04.06.2020

Musicoterapia para niños pacientes oncológicos del Hospital de Toledo

Niñas y niños pacientes oncológicos ingresados en Pediatría del Complejo Hospitalario de Toledo disfrutan de las sesiones de musicoterapia con el objetivo de mejorar la calidad de su estancia hospitalaria, así como la de los familiares que les acompañan

Musicoterapia para niños pacientes oncológicos del Hospital de Toledo
Musicoterapia para niños pacientes oncológicos del Hospital de Toledo

Ruth Durá, titulada superior en pedagogía del piano y musicoterapeuta, es la encargada desde el pasado año de poner en marcha este proyecto con los niños hospitalizados para hacer olvidar a los más pequeños los tratamientos hemato-oncológico y sus efectos,  consiguiendo sesiones de relajación, expresión y comunicación con esta terapia.

Para esta joven musicoterapeuta, “la musicoterapia es una intervención clínica realizada por un profesional cualificado, en la que se utiliza la música como herramienta para conseguir unos objetivos terapéuticos determinados. A través de las actividades y experiencias musicales se permiten establecer cambios en las funciones físicas, psicológicas, cognitivas, sociales y emocionales del paciente, involucrando a la persona en un proceso de expresión, comunicación y desarrollo personal”.

Las sesiones se realizan en las habitaciones donde los niños se encuentran ingresados. Previamente a la intervención directa, la musicoterapeuta mantiene una reunión con el equipo médico, para establecer los objetivos concretos a tratar en cada una de las sesiones.

Esta musicoterapeuta explica que a través del canto, la música, la interpretación de instrumentos musicales y los ejercicios de relajación y liberación de la tensión corporal, se pretende favorecer la adaptación de los niños al entorno, contribuyendo al tratamiento del dolor y al aumento de la  autoestima del paciente y sus acompañantes. Y con ello, brindar a los niños y sus familias la oportunidad de expresar sus emociones y evocar imágenes que no estén relacionadas con el mundo hospitalario.

Según esta joven, “la musicoterapia, por su carácter multidimensional, es capaz de trabajar los diferentes aspectos y dimensiones de la persona, tanto físicas, como psíquicas, emocionales y sociales, desarrollando así, la creatividad, y fomentando la comunicación a través de experiencias y vivencias personales en cada ser humano”.

Ruth Durá asegura que “este programa ya se ha puesto en marcha en diferentes hospitales como La Paz y el hospital Montepríncipe de Madrid, además del hospital San Joan de Dèu de Barcelona, donde se ha constatado una mejora del estado físico y psicológico de los pacientes”.

En definitiva, dice Ruth Durá, “este proyecto musicoterapéutico tiene como objetivo principal desarrollar y facilitar la comunicación y expresión del paciente que se encuentra ingresado en el hospital, además de contribuir al tratamiento del dolor, utilizando la música y todos sus elementos como herramienta terapéutica, provocando una estimulación positiva en el periodo de ingreso hospitalario y desarrollo integral del niño”.

Más información en vídeos 
Comentarios