domingo 31.05.2020

Méjico confía en construir una buena práctica para mantener los procesos de la cerámica

Tras la declaración por parte de la Unesco de la cerámica como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
La subdirectora de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Méjico, Edaly Quiroz Moreno
La subdirectora de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Méjico, Edaly Quiroz Moreno

La subdirectora de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Méjico, Edaly Quiroz Moreno, confía "plenamente" en que Méjico y España puedan desarrollar una labor de buenas prácticas de salvaguardia para asegurar la continuidad de los procesos de la cerámica entre ambos países.

Quiroz Moreno ha trabajado codo con codo con Tierras de Cerámica en la elaboración de la candidatura para la inclusión de los procesos artesanales de la cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, Puebla y Tlaxcala, y con el equipo del Ministerio de Cultura para su defensa delante del Comité de Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial en la XIV en Bogotá.

Quiroz ha realizado desde México una labor similar a la desarrollada por Tierras de Cerámica en España, por lo que conoce muy bien la importancia de la resolución que ha llegado desde Bogotá a modo de reconocimiento de los ceramistas que han heredado los procesos artesanales que se llevan repitiendo durante siglos.

"Ha sido un proceso lindo porque para Méjico es la primera candidatura binacional y eso, en sí mismo es muy emocionante y te genera una sensación diferente por todo lo que implica", ha asegurado en una entrevista a Europa Press.

Con "toda la esperanza y convicción" de que ha sido un proceso correcto, a pesar de las alegaciones que manifestó la representante de Austria durante la reunión del Comité, Edaly Quiroz ha afirmado que "hay un bagaje cultural riquísimo" por lo que el reconocimiento también supone para México ratificar en sentido "muy positivo" la influencia que se tiene de España, el simbolismo a través de la cerámica que se denomina talavera, y que es algo que, de hecho, se siente como "muy mejicano", por lo que a veces se ignora el trasfondo histórico que hay detrás de lo que ellos ven.

MOMENTO TRASCENDENTAL

Por otra parte, ha destacado el momento trascendental en el que se encuentran los países pues lo importante es salvaguardar la expresión cultural. "No estamos hablando de objetos en sí, sino de los conocimientos, de los saberes tradicionales que hacen posible la elaboración de la cerámica tradicional en ambos países".

En su opinión, la sociedad mundial necesita regresar a la tradición para garantizar el futuro. "Regresar a lo que hacían nuestros antepasados en un principio para poder garantizar el desarrollo sostenible del que tanto se habla, y que en el caso de los procesos artesanales es claro", ha relatado.

Al respecto, también ha señalado que el patrimonio cultural inmaterial se ha basado en la preservación de valores vinculados a prácticas artesanales, en todo lo que las generaciones pueden transmitir en ese sentido, por lo que "el reconocimiento a los saberes y procesos para la elaboración de la cerámica, es fundamental pues puede propiciar nuevos entendimientos, nuevos procesos de reconocimiento para las diferentes comunidades en los diferentes países".

Al final los principales responsables de dar seguimiento y de asegurarse de que su práctica se mantengan en el mejor estado posible, según recalca Quiroz, que se asegure la transmisión, son los portadores, en este caso los ceramistas.

"No hay mejor salvaguardia del patrimonio que la que se lleva a cabo desde las comunidades y de la que ellos se hacen gestores y propiciadores directos. Porque al final las autoridades cambian, van y vienen, pero los portadores (artesanos) son los que de verdad tienen que tomar esa batuta de lo que implica salvaguardar su patrimonio", ha explicado.

NUEVO ÁMBITO DE COOPERACIÓN

Para la subdirectora de Patrimonio Cultural Inmaterial de Méjico, se abre ahora un nuevo ámbito de cooperación, algo que en el seno del Comité de la Unesco se ha comenzado a hablar con mayor frecuencia, buscando un mayor interés por medidas conjuntas de salvaguardia.

De hecho, ha hecho referencia a que el mejor futuro para los ceramistas pasa por que se puedan llevar a cabo las medidas conjuntas de salvaguardia, teniendo en cuenta que los contextos son diferentes y que obviamente "se antoja difícil pero no imposible". "Creo que podremos establecer una buena práctica que podremos construir juntos dos países, separados por un océano", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios