Aplazan a mayo el juicio por el envenenamiento de aves ocurrido en el año 2011

Por la ausencia de dos testigos citados a declarar
Ecologistas en Acción denuncia la muerte de 15 rapaces en un coto de caza de Arcicollar (Toledo) por posible envenenamietno
photo_camera Aplazan a mayo el juicio por el envenenamiento de aves ocurrido en el año 2011

El juzgado de Toledo en el que este martes estaba previsto dirimir el envenenamiento masivo de aves rapaces ocurrido hace once años en un coto de caza en el término de Gerindote (Toledo) ha aplazado la vista hasta el 25 de mayo por la ausencia de dos testigos.

En declaraciones a los medios tras el aplazamiento del juicio, el técnico de conservación de especies de WWF España, Carlos Cano, que ejerce la acusación particular en este juicio, ha explicado que fueron agentes medioambientales y del SEPRONA en 2011 quienes localizaron 60 cadáveres de fauna envenenada o tiroteada, la gran mayoría aves rapaces.

Cano ha explicado que la ausencia de ambos testigos ha provocado que se aplace el juicio al 25 de mayo por la relevancia de su testimonio, ya que ambos son los toxicólogos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de Ciudad Real que hicieron los análisis toxicológicos a los ejemplares encontrados.

En este sentido, el miembro de WWF España ha detallado que inicialmente la acusación particular no había solicitado la comparecencia de ambos testigos, ya que el informe toxicólogico se encontraba en el expediente pero como la defensa ha impugnado el informe, la acusación solicitó que se ratificara dicha información.

Los hechos que estaba previsto juzgar este martes ocurrieron a lo largo de varias semanas en 2011 en la finca 'La Casa Nueva' de Gerindote (Toledo), donde los agentes medioambientales y del SEPRONA localizaron 60 cadáveres de fauna envenenada o tiroteada, la gran mayoría aves rapaces, tal y como han denunciado Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF, que ejercen la acusación particular.

Entre los animales hallados muertos, había un águila imperial ibérica y seis milanos reales, especies catalogadas En Peligro de Extinción, y otras protegidas como 23 milanos negros, 5 aguiluchos laguneros, varios córvidos, así como un zorro y varios perros.

Las ONGs han solicitado que el único acusado -había dos acusados más, pero han fallecido- sea condenado a dos años y seis meses de prisión, además de se aplique una inhabilitación durante un año en trabajos que impliquen el sector de la caza, si el acusado finalmente fuera condenado por los hechos ocurridos.

Por otro lado, Cano ha destacado los datos de un informe publicado en 2020 donde Toledo es la provincia donde se producen más casos de envenenamiento de España. 

Comentarios