miércoles 19.02.2020

La Mancomunidad del Este plantea trasladar temporalmente los residuos a la planta de Toledo

Almeida: Habrá que ver si el vertedero de Toledo durará más de tres meses
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atendiendo a los medios de comunicación
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atendiendo a los medios de comunicación

El presidente de la Mancomunidad del Este, Javier Rodríguez Palacios, ha señalado que el vertedero de Alcalá de Henares cerrará definitivamente el 27 de diciembre sin que exista aún una alternativa, por lo que ha planteado trasladar los residuos durante tres meses a la planta de tratamiento de Toledo.

El también alcalde de Alcalá de Henares ha comentado que las negociaciones entre la Mancomunidad del Este y el Ayuntamiento de Madrid para utilizar la planta de Valdemingómez hasta la entrada en funcionamiento de las futuras instalaciones de la Mancomunidad en Loeches sufrieron "una gran tensión el pasado viernes", cuando "todo estaba muy avanzado".

En declaraciones a los medios antes de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha explicado que ese día la consejería de Medio Ambiente envió una carta a la Mancomunidad del Este diciendo que Madrid ciudad "no contestaba a sus requerimientos" de facilitar el convenio que el Ayuntamiento de la capital se había comprometido a "encajar".

Esto deja por el momento sin destino los residuos de los 31 municipios que integran la Mancomunidad del Este ante el inminente cierre del vertedero de Alcalá de Henares, previsto para el 27 de diciembre.

En caso de no alcanzar finalmente un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, para Rodríguez Palacios sólo existen "dos escenarios" posibles.

Uno de ellos es declarar "la emergencia sanitaria o ambiental a partir del 27 de diciembre" y otro trasladar durante tres meses los residuos del Este de la región a la planta de tratamiento de Toledo, después de que el pasado fin de semana la Junta de Castilla-La Mancha mostrara su "solidaridad y capacidad para recibir los residuos de 31 municipios de Madrid".

Respecto a esta última opción, además de existir "cuestiones técnicas complejas", Rodríguez Palacios ha indicado que "es una solución política, pero sería una solución desastrosa desde el punto de vista medioambiental".

"No sé cómo vamos a explicar que las basuras de la Comunidad de Madrid recorran 100 kilómetros cuando hay una planta que tiene capacidad y disponibilidad a apenas 10 kilómetros de esos municipios", ha señalado.

El presidente de la Mancomunidad del Este ha alertado de que dejar a "750.000 habitantes de la Comunidad de Madrid sin recoger sus basuras y dejar las basuras de 31 municipios de la Comunidad de Madrid en la calle en plenas Navidades" sería "el desastre absoluto y llevaría claramente a un proceso judicial".

Por ello, ha hecho un llamamiento al Ayuntamiento de Madrid a "la política entendida como solución y no como partidismo" para "llegar a una solución para solventar este problema", ante lo que considera "un momento de emergencia". 

VER SI DURARÁ MÁS DE TRES MESES

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado al respecto que se deberá analizar si la solución de trasladar los residuos de la Mancomunidad del Este a Toledo será de tres o de más meses, tras señalar que el Ayuntamiento de Madrid -con posturas enfrentadas entre PP y Cs- no ha tomado aún una decisión.

El primer edil de la capital ha pedido que "técnicamente" se les "justifique que no hay otra alternativa de Valdemingómez al margen de una alternativa temporal de tres meses que parece ser que se ha tomado en Toledo" para poder tomar dicha decisión, siempre que se cumplan las condiciones fijadas por la capital.

Si se confirma el acuerdo de Toledo "podría incluso reabrir las negociaciones con la Comunidad de Madrid para verificar todos los condicionantes para que pueda venir a Valdemingómez" y "también habrá que ver si el vertedero de Toledo puede ser de tres meses o de más", ha agregado el regidor en declaraciones a los periodistas.

Sobre sus diferencias con la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), que rechaza la asunción de esta basura, ha señalado que "no es una cuestión" de si la convence o no, sino de "evitar un problema sanitario" a consecuencia de que no se puedan tratar las 700 toneladas diarias de basura que generan las 31 localidades agrupadas en la Mancomunidad del Este.

Además, el regidor madrileño ha cargado contra la desunión de Ciudadanos respecto a la gestión de los residuos: "El PP mantiene una línea coherente en este aspecto, el PSOE no es así y (...) el Gobierno de la Comunidad de Madrid, desde su vicepresidente (Ignacio Aguado) sí se apoya que se pueda dar esta solución".

Martínez-Almeida ha defendido que Madrid "estará a la altura de las circunstancias y asumirá las responsabilidades que le corresponden" si "se produce un problema serio desde el punto de vista sanitario" porque no se puede entender sin su área metropolitana.

Para asumir la basura de la Mancomunidad del Este en su planta de Valdemingómez hasta que esté lista la de Loeches el Consistorio madrileño exige coste cero, tanto ambiental como económico, limitar en el tiempo esta colaboración y que los residuos lleguen separados.

Más información en vídeos 
Comentarios