miércoles 13.11.2019

Lafarge aporta 16 millones a la economía de Castilla-La Mancha durante el año 2018

La planta de Villaluenga de la Sagra, especializada en la fabricación de microcemento de elevadas prestaciones, produce hasta once tipos distintos de cemento y tiene una capacidad de producción diaria de 5.200 toneladas de clínker y 9.000 toneladas de cemento

Lafarge aporta 16 millones a la economía de Castilla-La Mancha durante el año 2018
Lafarge aporta 16 millones a la economía de Castilla-La Mancha durante el año 2018

La fábrica Lafarge, ubicada en la localidad toledana de Villaluenga de la Sagra, ha cerrado el 2018 con una aportación de 16 millones de euros a la economía de Castilla-La Mancha, que incluye contratación de servicios, convenios, proyectos sociales, impuestos y salarios de sus trabajadores.

La planta de Villaluenga de la Sagra, especializada en la fabricación de microcemento de elevadas prestaciones, produce hasta once tipos distintos de cemento y tiene una capacidad de producción diaria de 5.200 toneladas de clínker y 9.000 toneladas de cemento, ha informado la empresa en un comunicado.

La fábrica, que genera empleo -directo e indirecto- para 360 personas, suministró en 2018 cemento para numerosas obras de la región como el nuevo Hospital Universitario de Toledo, las naves de Amazon en Illescas y del Grupo Inditex en Toledo, Cabanillas del Campo y Marchamalo (Guadalajara), y un parque eólico en el municipio guadalajareño de Sigüenza.

La directora de la fábrica de Villaluenga, Maruxa Suárez, ha destacado que uno de los "hitos" de 2018 ha sido la inversión de más de dos millones de euros en mejoras medioambientales, de seguridad de las instalaciones y en la actualización del sistema de mando y control automatizado de la planta, que permitirá a su modo de ver ser "más eficientes y competitivos".

Entre las iniciativas puestas en marcha, también ha hecho hincapié en las desarrolladas en el ámbito de la salud y la seguridad con el objetivo de llegar a "cero accidentes y daños a las personas", como las 1.450 horas de formación impartidas a empleados para mejorar su capacitación en función de los diferentes puestos de trabajo.

Asimismo, la fábrica ha realizado diferentes formaciones enfocadas a la utilización de los sistemas contra incendios, procedimientos de carga y descarga, simulacros de rescate, talleres específicos de seguridad e implantación de la herramienta de identificación de riesgos en campo.

Desde el punto de vista medioambiental y social, Lafarge en Villaluenga ha dado salida a un total de 32.500 toneladas de residuos, no reciclables ni reutilizables, procedentes de otras industrias, que fueron valorizados en los procesos de fabricación en sustitución de recursos naturales y combustibles fósiles, dándoles así un nuevo uso y evitando su envío a vertederos.

Además, el 40 % de la energía consumida en los procesos de fabricación procedió de combustibles alternativos, unas 43.600 toneladas con las que la planta consiguió evitar la emisión a la atmósfera de más 35.000 toneladas de dióxido de carbono.

Por otro lado, en colaboración con la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la cantera de Yepes-Ciruelos desarrolló diferentes jornadas de plantación en las que participaron cerca de 400 estudiantes y en las que se introdujeron más de 500 unidades de hasta nueve especies arbóreas y herbáceas distintas.

Y dentro del proyecto del volcán-museo de Cerro Gordo, ubicado en Granátula de Calatrava (Ciudad Real) y cuyos terrenos fueron cedidos por Lafarge para su estudio científico, destaca la buena acogida en turismo de este espacio a lo largo del pasado año ya que recibió más de 10.000 visitantes.

Más información en vídeos 
Comentarios