jueves 28/10/21

El fiscal pide entre 5 y 12 años de cárcel para cuatro acusados de secuestro

Por una deuda de 28.000 euros relacionada con la droga
Piden 7 años para cada uno de los tres acusados de introducir chinos en España. En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Toledo donde serán juzgados
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Toledo donde serán juzgados los acusados

La sección primera de la Audiencia provincial de Toledo acoge desde este martes hasta este jueves un juicio contra cuatro personas acusadas de secuestro, delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y un delito leve de lesiones, para los que el fiscal pide entre cinco y doce años de cárcel.

Según el escrito de acusación, consultado por Efe, los cuatro procesados, algunos de los cuales se encuentran en prisión provisional, están acusados del delito de secuestro, dos de ellos de delitos contra la salud pública en la modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud y de sustancias que no lo causan, uno de ellos es el presunto responsable de la tenencia ilícita de armas y dos del delito de lesiones.

Para el acusado de secuestro, delito contra la salud pública y delito de lesiones el fiscal ha solicitado cinco años por el primero de ellos, cuatro años y medio de prisión por el segundo delito y una multa de dos meses a razón de 15 euros diarios por el tercero.

Asimismo, para el acusado del delito de secuestro y del de lesiones pide cinco años y la misma multa que el anterior; para el que está acusado solo de secuestro cinco años y para el acusado de secuestro, delito contra la salud pública y tenencia de armas ha solicitado 5 años por el primer delito, cuatro años y medio por el segundo y dos años y medio por el tercero además de una multa de 55.000 euros.

El escrito de acusación relata que el primer acusado, propietario del club de alterne "Erótica" situado en la autovía A-5 en el término municipal de Otero, que estaba cerrado pero era utilizado como residencia por el procesado, se dedicaba a la venta y distribución de sustancias estupefacientes, las cuales también proporcionaba a otro de los acusados para su distribución.

Este último proporcionaba estas sustancias a una persona que adquirió una deuda que alcanzó los 28.000 euros por el retraso en los pagos.

Ambos distribuidores de la droga urdieron un plan con el propietario de otro club de alterne ("Los Ángeles") ubicado en la misma autovía y con un camarero de este local, que se han convertido en los otros dos acusados.

De esta manera, sobre las 22:45 horas del 21 de septiembre de 2017, el primero de los acusados acudió en su vehículo al municipio de Santa Olalla y localizó a la víctima del secuestro en las inmediaciones del domicilio de su pareja sentimental, donde le dijo que se subiera al coche y lo trasladó al club "Los Ángeles".

Allí, junto con el resto de acusados, el procesado simuló el acento rumano y llamó a la madre del secuestrado para pedirle 45.000 euros a cambio de poner en libertad a su hijo, que fue trasladado al club "Erótica" donde le dejaron maniatado, amordazado y con los ojos vendados.

Los acusados volvieron a repetir la llamada y desplazaron a la víctima en varias ocasiones, pero al día siguiente lo liberaron ante la presión mediática motivada por la denuncia puesta por los familiares.

La víctima sufrió heridas en las muñecas y en las extremidades inferiores y requirió de asistencia médica.

De manera posterior, el 24 de noviembre del mismo año, fue registrado el domicilio de uno de los acusados en Santa Olalla donde fueron hallados estupefacientes, una pistola y cartuchos, pese a que el acusado no contaba con licencia o permiso alguno.

Comentarios