Martes 13.11.2018

El jurado declara culpable de asesinato al acusado de matar a su pareja en Seseña

Tras dos horas de deliberación y cuatro días de juicio -desde el lunes 5 de noviembre- en la Audiencia provincial de Toledo, el portavoz del jurado ha procedido a la lectura del veredicto en el que todos los integrantes de manera unánime han considerado probados los hechos

El jurado declara culpable de asesinato al acusado de matar a su pareja en Seseña
El jurado declara culpable de asesinato al acusado de matar a su pareja en Seseña

El jurado popular ha declarado culpable, por unanimidad, al acusado de matar a su compañera sentimental en Seseña (Toledo) el 27 de enero de 2017, al considerar probados los hechos principales y que la declaración del acusado ha sido "poco creíble, contradictoria y con ánimo exculpatorio".

Tras dos horas de deliberación y cuatro días de juicio -desde el lunes 5 de noviembre- en la Audiencia provincial de Toledo, el portavoz del jurado ha procedido a la lectura del veredicto en el que todos los integrantes de manera unánime han considerado probados los hechos planteados por el Ministerio Fiscal desfavorables al acusado y no probados los hechos de la alternativa propuesta por la defensa.

Por ello, y teniendo en cuenta las pruebas, las declaraciones y las grabaciones de las cámaras de seguridad de la urbanización 'El Quiñón' de Seseña, donde se encuentra la vivienda en la que tuvo lugar el asesinato, el jurado ha declarado a Luis Carlos B.G., de 51 años y nacionalidad colombiana, culpable del delito de asesinato.

El jurado ha observado, visionadas las imágenes de las cámaras de seguridad, una serie de contradicciones en las entradas y salidas a la vivienda por parte de Luis Carlos B.G., así como en la buena relación que ha relatado que tenía con su pareja ya que había denuncias previas en este sentido y había sido incluso condenado.

El acusado dijo que había vuelto a la vivienda a las 23:00 horas y que la víctima no le abría la puerta, ante lo que el jurado ha apreciado que el "sentido común" llevaría a insistir o a llamar a un cerrajero o a los servicios de emergencia, y con más motivo si pensaba que "había consumido 'farlopa', tal y como él mismo ha dicho".

Los miembros del jurado creen que ha quedado probado que la muerte se produjo sobre las 23:00 horas y que el acusado tuvo tiempo suficiente para asesinar a su pareja, en conformidad con lo que dijo el forense durante el juicio, en los minutos en los que dejó de enviar mensajes de whatsapp que estuvo mandando al móvil de la víctima antes y después de los hechos.

Además, ha indicado que no había señales de fuerza en la cerradura, por lo que la víctima le abrió la puerta, y ha hecho hincapié en el detalle de que el acusado contara que entró por la ventana del baño, "abierta en pleno mes de enero", al comprobar que no le abría la puerta a la mañana siguiente.

También ha estimado el jurado que intentó manipular el cadáver, que la víctima no pudo defenderse y que preparó la coartada, y ha tenido en cuenta el cinturón y la colilla con el ADN del acusado encontrados en el escenario del crimen.

Sobre la colilla, ha apuntado que tuvo que ser arrojada "en ese momento" porque el propio acusado relató que la casa estaba limpia porque su pareja "se ponía a limpiar toda la casa cuando estaba drogada".

Tras la lectura del veredicto, el fiscal ha ratificado íntegramente su petición de pena de 25 años de prisión y una indemnización de 100.000 euros para el hijo de la víctima, mientras que la defensa ha pedido una pena del mínimo legal establecido. 

Más información en vídeos 
Comentarios